jueves, 17 de mayo de 2012

Quiero decirles...lo que me pasa.

Desde ayer he estado anunciando la llegada.
La llegada de alguien muy especial. Tan especial que venía a ser mi compañera!
Tan especial que venía después de un largo y doloroso duelo, de quien nunca olvidaré, mi gran Fidel!
Mi leal, cariñoso, guardián y hermoso Fidel!

Elegí al padre de color chocolate.
Elegí a la madre de pequeñas dimensiones.
Elegí el sexo, que sería macho.
Elegí todo.....

Y ocurrió que... la ofrecida era:
Engendrada en un descuido.
El padre estaban esperando para ser castrado, porque tenía un testículo que no bajaba.
La madre estaba a mano....
Y nacieron 4 hembras!
Todas vendidas enseguida, inclusive ésta, pero que como no completaban el pago y no podían esperar más me llamaron y me la ofrecieron....

Entonces dije: ¡Bueno....!
Y esperé dos días completos y surgieron problemas,... no se si todos ciertos....
Todo se está dando para que el encuentro no ocurra.
Se cerraron las puertas como para que no llegara ninguno de los que yo había esperado...

Y hoy recordé que ella, la que espero para que sea, a pesar de su pequeño tamaño, mi gran compañera, tiene un historial parecido al mío.

Yo. Dada y desechada por muerta en cuanto nací. Luego de varios días, recién me tuvo mi madre en brazos. Mi padre por circunstancias laborales, no me conoció hasta que salí de la maternidad. Los médicos le advirtieron a mi madre que mi salud sería muy mala , pero si pasaba los 7 años... podría tener esperanzas de una vida normal....

Y llegué a los 70 y fui la gran compañera de mi madre hasta que ella pasó los 90 años. Y le di todo lo necesario y más aún.... Yo creo que no se si fue lo que mis padres esperaban, pero estoy segura que hice más de lo que se podía y todo con amor... hasta el último día de sus vidas fui su compañera de ruta. La pequeña pero Gran Compañera en la lucha por la vida!

Por ello, aunque no sea la perra seleccionada, esperada y pagada.... Yo quiero a ésta.
Porque ésta va a ser la Gran Compañera!

Sí! Mi pequeña Maya. Mi Gran Compañera!

domingo, 6 de mayo de 2012

Domingo triste...

Hoy es Domingo!
Un largo domingo, con una gran y sola necesidad: La necesidad de un abrazo.
La necesidad de un largo y apretado abrazo.
Este ha sido un Domingo largo y triste.
Estar con el corazón apretado por la tenaza de la soledad.
Soledad que siempre es fría y despiadada.
Soledad que nunca nos lleva a estadíos felices y justos.

En medio de la soledad busqué ese abrazo y no lo hallé.
La búsqueda me tornó en mayor tristeza aún si eso es posible.
Me hizo sentir que por más que busqué y recorrí largo trecho del camino de mi vida, no he aprendido a vivir sin esperar la recompensa.

No hablo de dinero, no hablo de amor, no hablo de reverencia.
No hablo de nada de ello, sino que hablo tan solo del que no te dañen... porque así la soledad no vendría acompañada de su gran amigo que es el miedo.

Sí! Hoy fue un largo y triste Domingo!
Que mi Dios me perdone mi gran debilidad.
Solamente espero que se haga realidad una vez más en mi vida la promesa de:
"El en tu debilidad Se hará más fuerte!"

Mapa nuevo