lunes, 31 de octubre de 2011

El alfiletero de la abuela!






Como toda mujer (ya entrada en años) poseo un costurero que no solamente contiene en su interior lo necesario para coser, bordar, medir y cortar.... sino que en la profundidad misteriosa de su entorno mullido guarda algunas reliquias que para mi tiene mucho valor.




Es que cada trozo de puntilla y de cinta me cuentan su historia.




Cada botón o hebilla traen a mi mente la prenda a que pertenecían y quién le lucía...




Y allí había un pequeño alfiletero. Tenía forma de corazón y era de una tonalidad rosa. En él se notaba, resaltada en azul violáceo, la palabra más maravillosa del mundo: "Mamá" .




Ese alfiletero era de mi madre....




En ese alfiletero estaban pinchadas prolicajente las "agujas de modista" que mi madre usó en sus últimos días de vida.




Y ese alfiletero... desapareció!




He llorado su pérdida a tal punto que no he podido ir a buscar agujas nuevas y ponerme a coser... yo no he podido...




Me dijeron: pero... compra algo nuevo y ya!




Pero yo respondo con mi corazón... "Debo hallar el alfiletero con forma de corazón y con la palabra "Mamá" porque es parte de la vida que compartí con ella...




Quién vea a mi alfiletero por allí... que me lo traiga!




En este momento es como si estuviese buscando un unicornio azul.




Estoy buscando una pieza única, de muchísimo precio para mi pero casi ninguno para el que lo encuentre.








Quiero que el pequeño corazón rosado lleno de agujas de "modista" vuelva a descansar en el fondo misterioso de mi costurero de abuela.




domingo, 23 de octubre de 2011

En una calle así!


En una calle así de soñada y adornada.
En una calle así de tranquila, yo quisiera...
Poder vivir mi fin de vida...
Poder andar sin mucha prisa.
En una calle así de simple.
Adornada de amor y de silencios.
Poder dar de fondo buena música.
Y poder hacerla mía cual película que solamente tiene un director y es invisible.
En una calle como esta poder vivir mi fin de vida!

miércoles, 19 de octubre de 2011

Que el gato está alerta?...Pssss... igual ocurrió.!!


Si amigos.
Aunque lamentablemente gatos y pájaros no andan de buenas, porque el atavismo de las caza está incorporado a los adorables felinos, frente al ventanal de mi cocina... una pareja joven de zorzales ha anidado.
El gato como haciéndose el tonto.... trata de estar más tiempo en el jardín.. y mira que te mira hacia arriba todo el tiempo.
Yo me la paso entreteniéndolo dentro de la casa para que la familia zorzalita pueda llegar a buen fin con su cría.
Creo que todavía no han roto el cascarón pero a ella se la ve cada día más elevada. Eso es buena señal , los pichoncitos están creciendo o por allí andan las noticias.
Todas son suposiciones porque no tengo acceso a mirar el interior y no quiero andar con escaleras ni nada que pueda perturbarles la tranquilidad.
He puesto en todo el ventanal macetas con plantas para evitar que salte el gato y luego pienso que tendré que rezar y estar muy atenta cuando comiencen a practicar su vuelo.
Ya con anterioridad , en su momento,les he relatado mis sufrimientos por las "travesuras" de los nuevos planeadores, que a los porrazos y cayendo en los lugares más inverosímiles, traían a maltraer a su madre.
Ya les contaré cómo va el asunto de la nueva familia zorzalín....

El sol en medio del cemento!

Observen el milagro de esta flor.
En medio de la piedra y el cemento.
Castigada por la ausencia de una mano que la siembre y la contemple...
Bellamente abierta a la mirada,que asombrada,descubre así un pequeño sol en medio de lo gris que la rodea.
Un pequeño sol, tomado por un débil tallo.
Pero Dios viste a un yuyo silvestre y sin nombre conocido... como al mejor de los Reyes de la Historia.
Mejor que el manto de David, y eso no es poco.

lunes, 17 de octubre de 2011

Día de la Madre ( en Buenos Aires)

Sí!
Otro día de la Madre ha pasado en el calendario 2011.
Y como siempre... pensando en mamá. Reconociendo todo lo que ella llegó a hacer y las pocas, en comparación, que yo en logrado.
Pero una gran ternura me embarga al recordar como, en sus últimos tiempos, los papeles se habían invertido y que cuando ella llamaba "mamá" ya se sabía que la que reclamaba era a mi, su hija menor.
Ayer, me hicieron pasar un día muy especial.
Por la mañana flores y un desayuno en el jardín en la compañía de Pablo y Vero. Por la noche regalitos y más regalitos. Y Muchos besos y abrazos y palabras maravillosas de mis hijos por el mundo y sus papás.
En fin... siempre añoro el tiempo en el que si me trepaba a la falda de mi madre... todo lo malo se esfumaba y el mundo estaba en orden.
Ahora me trepo a la falda del Padre y recibo de El toda la ternura hasta que me cubra y sobreabunde.
La humanidad... ¿ no podrá subirse al unísono a la falda del Ser Supremo y darse cuenta que allí no hay temor y "Todo está en Orden"?
Ya lo se... otra Utopía!.. Pero me quedó ese deseo en mi y lo transferí.
Gracias a todos mis amigos, hijos y padres que me hicieron llegar sus cariños en este día que me lo hicieron vivir como algo muy especial.

martes, 11 de octubre de 2011

Caballo blanco y caballo negro.

Dentro de mi, pegado a mis instintos y medio enredado en el laberinto de mi ADN, se encuentra siempre él, mi compañero: mi caballo.

Pero hoy por la tarde, en la que,cosa rara en mi,salí por la avenida para hacer pagos y compras... al sentir la incomodidad de el mundo cotidiano al que me he substraído con no pocas habilidades y subterfugios, hubo un revuelo en mi interior y brioso como nunca, parado en dos patas, relinchó mi caballo negro y salió de mi boca los mejores pensamientos para el colectivero que casi hace de mi un emparedado contra otro, porque se le dio por ir marcha atrás para evitar que lo multaran por pasar la luz roja.
Luego volvió el relincho cuando después de una hora de cola el de la caja no quería cobrarme porque no tenía con qué darme el vuelto.
Y como que no terminó allí la cosa... porque tropecé con las baldosas rotas, porque un señor se pasó en la cola segunda que tenía que hacer para abonar lo comprado, porque me quisieron cobrar de más en las copas que compré.... porque.... porque....
Así entre relinchos, llegué a casa con el caballo cansado.
Y me senté dejando todo de lado y ante el solo hecho de ver a mi "gato-perro" que me estaba esperando ... se apaciguó mi inquietud y algo blando y blanco... dio un sordo resoplo y se acomodó contento... tranquilo... como dispuesto a comer hierba fresca y tomar un poco de agua.
Y sonreí porque por primera vez puedo reconocer y diferenciar a los dos potros que llevo dentro.
El negro guerrero, nervioso, revolucionario... y al otro , el que disfruta de la quietud y la paz.... que es de color blanco.

Si señor, tengo dos caballos en mi interior y hoy los he diferenciado muy bien...
A estar atenta a quién suelto y a quién le doy de comer desde ahora en más, todo depende de mi sin duda alguna.

sábado, 1 de octubre de 2011

El gato y la niña-mujer


Imagen: Angeles Noble - hermanamigamía.


El gato miraba con sus ojos fijos, cómo la niña leía y escribía noches enteras.


Hasta que la niña llegó a la adolescencia... y dejó todos sus sueños de poeta y se dedicó a ir más al cine, mirar chicos, tener amigos, aprender a bailar, y rogar a su madre por un vestido nuevo.





El gato se retiró por un tiempo a hacer su vida y dejó de seguirla con la curiosidad acostumbrada.



De larga cabellera y pensamientos fuertes. Mujer de cintura estrecha y piernas largas...así se fue transformando la niña curiosa.

Parece que hoy me seduce, como una obra de arte llena de poesía, esa morena-clara, desde los recuerdos que se presentan con tanta fuerza y claridad en esta tarde ventosa de domingo..

Trae esa figura, la literatura que la acompañaba....

Es que ella vivía esos tiempos fascinada por los cafés, reuniones políticas, intercambio de opiniones.... ¡Ir a El Paulista!...¡ Al Café de La Paz! ... ¡Caminar apresurada por la Avenida Callao hacia el liceo frente al Palacio de Obras Sanitarias apretando junto a su pecho sus últimos tomos adquiridos..

Luego llegó el Normal... y la veo nuevamente apurada, nerviosa, con sus ojos llenos de preguntas..., así se presenta ante mi nuevamente, quebrando la cortina de la neblina del tiempo.
Como botella en el mar, desde el ayer... haciendo vaivén entre la espuma de los recuerdos.

Recuerdo que cuando nací mi madre me llamó Ed Isabel.... pero por causas no muy comentadas, quedó el actual Eloísa Isabel.
Será por ese comienzo que ahora me explico el porqué, de tantos caminos inciertos que formaron el mapa de ruta de mi vida.

Solo se que quebré todas las esperanzas de mis padres... o mejor dicho ellos quebraron mis deseos personales.








Será por esa razón que el gato le vio desde la edad anterior a los cinco años," leer y leer" sin parar a la niña que fui?









Pero lleno mi vida el "leer y leer", mis deseos de saber,... enloquecida-enamorada por todo el conocimiento que las letras me traían.

El sangrado, el ser mujer... muy pronto, muy pronto!... Demasiado para los tiempos de mi madre... pero llegó sin anuncio previo!

Tiempos y más tiempos pasaron y me muestra a esa otra mujer...como hipnotizada, doblada sobre la mesa llena de libros de una barata de la calle Corrientes. Y tambien la vislumbro pegada a sus mayores, esos que le hablaron de animarse a expresar todo, directo y libre.

Así se mezclan la que se asoma como otra y la que recuerdo como propia.
¡Ja! Locura? Juego?...

Esa era la época en que un tal Borges era profesor de mis amigas mayores.

Y la joven niña-mujer de mis recuerdos...la veo nuevamente en las librerías, buscando, hurgando, tratado de comprar o cambiar dos por uno, perseverando hasta llegar a ese no leído aún por ella.

En el umbral de su casa la veo sentada, como un ángel de alas plegadas, leyendo versos y cuentos y desde allí ...soñar que alguien más conocedor le explicaría lo que no llegaba a comprender. Es que lo tales textos recorrían desde Tuñón a todos los otros de poesía de Buenos Aires , como los de David Viñas ... tan extraño aún para su entender....

Pero no le frenaba a ella tales escollos, pues con su sed saber, su tenacidad en descubrir y su eterno soñar y capacidad para el asombro ... seguía buscando aún sin estar segura de haber entendido lo importante de lo que el poeta quiso transmitir.

Épocas en que se podían adquirir fácilmente libros y se leía mucho... Los jóvenes tenían siempre uno de ellos entre sus manos, aprovechando el tiempo en donde fuere, para abrirlo y beber literatura con fruicción y sin descanso.


En un tramo también cargaron sus ojos miradas de angustia, de temores terribles, de persistentes pesadillas... Todo lo veía pasar y ahora lo leo en su mirada..

Y la joven mujer, morena, nerviosa, curiosa y soñadora... se funde en los ojos de un gato actual, ese otro gato que sigue mi teclear nervioso ,tratando de atrapar mis dedos con su pata.

Mi gato, que tal vez con esa magia que encierran los felinos, como el caburé de los brujos de la mesopotamia, sepa que ese ir y venir en los recuerdos y el tiempo, no alcanzan para poder atrapar el caudal de conocimiento adquirido en el ayer , y que por causas y causas, hoy ya no están según mi antojo y decisión poder traerlos ordenadamente hasta el presente.

Pero yo le explico, que a pesar de todo sé que están allí, calientes y apretados dentro de mi alma.
Porque cada poeta, cada académico, cada partitura ejecutada, fueron tallando una obra íntima y preciosa, que aunque oculta, yo la siento dentro mío y me da sensación de saciedad y de alegría.

-

Mapa nuevo