sábado, 31 de mayo de 2008

Después de la mudanza...2


-Todo se fue organizando dentro de las posibilidades que ofrecía el medio en el que se encontraban.

Mucho tuvieron que desechar porque el espacio físico no era lo suficientemente amplio para albergar tanta cosa....

Pero negrita trataba de ser feliz, pues había entrado ya en la adolescencia y junto con su capacidad de crear y vivir sus propias fantasías , era seguro que se las arreglaría para ser feliz...

Y así fue su vida en la calle Torrent... muchos vecinos , muchos chicos, muchas historias.... con eso tenía suficiente.

Pero esa parte de su vida con sus historias pertinentes, merecen tratarse a parte...

Vamos a seguir el hilo conductor de la historia del rufián que le dicen Rulo.

Llegó después de un tiempo (de años), durante el cual negrita había cursado los dos últimos años de la escuela primaria y tres de secundaria
cuando encontraron el lugar ideal para mudarse.

Se trataba de un departamento tipo casa, reciclado a nuevo con las comodidades requeridas para una familia como la de ellos. Fueron a verlo y negrita se entusiasmó!!!
-"Este es y ningún otro!!!" - le aseguró a su madre que también estaba de acuerdo con ella.

Como negrita tenía poderes "extraordinarios" (según ella misma confesaba) primero ejerció el poder supremo: Hablar con Dios del asunto y como Padre pedirle su ayuda y su bendición. Y eso lo hizo de inmediato, mientras salían del departamento e iban rumbo a su casa.

Segundo: hablar con su padre terrenal y convencerlo... ¡Cosa difícil!

Cuando ese mediodía se reunió la familia para el almuerzo, las tres mujeres se miraban sin animarse a decir nada sobre el tema hasta terminar de comer...

Como siempre la ansiedad de negrita pudo más que su prudencia. Y comenzó a sacar el tema a flote. Ja Ja! La cara de su padre!!! De pálido a bordó y luego a amarillo ceniza!!!

- "Qué te creés, que cuánto puedo ganar yo por mes como para poder costear semejante gasto?? Estan locas ustedes ?'" - respondió don Elías en cuanto le salió el pensamiento explosivo transformado en palabras...

- "Pero papi, mirá, es hermoso... tiene tres cuartos amplios, una cocina comedor que está buena, un baño instalado completo, patio y terraza. y como si fuera poco, es muy lindo el hall y el frente. Linda, cómoda y segura. Qué más podés pretender si como fuera poco está a una cuadra de aquí??? - le replicó la niña a su padre.
Y como si eso no bastara le increpó acercándole su cara al rostro de su padre:
- O es que no te diste cuenta que tus hijas son dos señoritas?
- O es que es más valioso ese fayuto para vos que tus dos hijas y tu mujer?


Y estaba tan acalorada y decidida que no medía sus palabras y menos aún tenía en cuenta que por primera vez le levantaba la voz a su padre.

Y se puso de pie y lo increpó más fuertemente y le dijo:" Yo nunca me imaginé que sólamente ibas a sentir miedo cuando te tenías que jugar por tu mujer y tus hijas... " Y se retiró super enojada... llorosa y hecha una furia................. Y como en los mejores tiempos, como en la Avda Alvarez Tohomas, se fue para la calle y se sentó en el umbral.

Quedaron en silencio al rededor de la mesa y al correr de una hora... la madre la llamó a la niña y le dijo: tu padre me acaba de dar el dinero para alquilar la casa...

Negrita sintió que se le unía el estómago con el corazón y la garganta y le dijo: " Ahora mami!..Ya.. Lo siento...Se que tenemos que ir ya mismo!"
Y la madre acostumbrada a esos arranques de la hija, le dijo vamos y allá fueron las tres....

Estaban cerrando trato con la dueña, paradas en el centro del patio, cuando llegó otro vecino con el dinero en mano para alquilar la casa y el negocio... todo junto.

Y la dueña le dijo...¡Si señor sería un buen negocio para usted y para mi pero en este momento acabo de cerrar trato con la señora! Lo lamento!"

Y la mamá miró a la negrita y le dio una sonrisa que decía "Gracias por apurar la cosa!" y así fue como volvió la familia a vivir como les gustaba y cerca del trabajo de Don Elías...

Gracias Dios! Gracias Padre!!!! Fué lo que primero dijo negrita en cuanto salió de la cas. Y eufórica y con su hermana, ese mismo día comenzaron a mudar sus cosas personales y a colocarla en "Su Placard"y en "Su Cuarto" y felices gastaron las veredas de esa cuadra de distancia.

Y negrita no paró allí, como seguía con su vista y con sus cálculos( que no estaban muy apartados de la realidad) lo que ocurría en el taller... ella sabía aproximadamente el dinero que podía ingresar en el mismo y que el que hacía los trabajos más rentables era su padre.

Entonces una vez en la nueva casa... comenzó a presionar para recuperar todo lo que habían perdido con la famosa mudanza.

*Los muebles de comedor
*Vajilla
*Camas para ella y su hermana (no breve-espacios como tenían)
*Tocadiscos
* Y como tenían heladera eléctrica lo que compraron fue el lavarropas.
*Lustra-aspiradora
*Batidora múltiple
*Luego muchas macetas y plantas hermosas.
*Juego de jardín que disfrutaron durante muchos años. (hasta los hijosde negrita jugaron con ellos).Este consistía en cuatro sillones u una hermosa mesa central.
*Una pajarera de pie
*Televisor

Y así durante unos años fueron muy felices el matrimonio y sus hijas.
Mientras estaban viviendo allí las dos hermanas se recibieron de Maestras Nacionales y de Profesoras de Piano y eran muy hacendosas para todo tipo de tareas.

Todos pensaban que las cosas seguirían cuesta arriba y que ese estado de felicidad y bienestar sería la nueva y eterna modalidad de vida para Don Elías,Doña Eloísa y sus dos hijas....

Veremos en el próximo capítulo lo que aconteció....


................



jueves, 29 de mayo de 2008

Llegó la mudanza


Llegó el día tan temido!!!!
El día de la mudanza!
Un gran camión se metió cerca del hangar y allí unos señores con la ayuda de sus padres, comenzaron a subir todo lo que estaba preparado y los muebles con muchísimo cuidado.

Pero su madre y ellas se quedaron al final para limpiar y barrer la casa , pues debía entregarse bien limpia- decía su madre.

Luego de pasar por esa sensación de soledad y saqueo que sintio la niña cuando vio los cuartos vacíos y la cocina como muerta, sin vida... esperó a su madre en el Portón para irse fingiendo que no le importaba nada el dejar su querida y mágica casa...

Y se fue de la mano de su madre, sin volver la vista atrás... para no romper en llanto.

Y así llegaron las tres, su madre, su hermana mayor y ella al destino que nunca imaginaron cómo era....

Por fuera? Pasable ... no dejaba de parecerse a las casa que había dejado atrás, en la Avenida Alvarez Thomas. Delante el negocio, que en este caso era el taller mecánico que entre la puerta para la entrada del personal y la persiana que cerraba la puerta por donde ingresaba y egresaban los automóviles.... no dejaba más espacio que una puertita de color verde y un angosto pasillo para el ingreso de la familia....

Pero cuando entraron las mujeres!!! Negrita no recuerda haber espiado la cara de su hermana porque estaba lejos del alcance de su mirada.
Pero a su madre!!! Si que la vio!!!
- "Creo por el color verde de su cara que va a explotar!" Se dijo para sus adentros la niña...
- Y ella... se sentía igual o peor que su madre pero como prometió... se desenchufó de la realidad, tratando de recordar alguno de sus mantras que mágicamente la transportara y le borrara lo que se presentaba ante sus ojos.

- Como no encontró ninguno se aferró al Padre Nuestro que repitiéndolo rapidito al menos a ella le sonaba como un mantra poderosísimo.

- Y así una y otra vez repetía y repetía su rezo-mantra... pero la realidad no se borraba. Estaba allí y era horrorosa!!!

Un solo dormitorio para meter todas sus cosas y para toda la familia y una cocinita y un bañito en el fondo.... todo viejo... y ni seguir investigando se dijo la niña....

Pero en cambio le dijo a la madre... mami vamos a buscar la forma y a comenzar por armar las camas y colocar las cosas de cocina.... vamos piujiu!!! terminó para darle ánimos.

Y así , sin decir nada, su madre comenzó a ordenar ayudada por el resto de la familia.

En cuanto se asomó el famoso Rulito, que ahora lo llamaban Rulo, sintió la niña que su estómago se daba vuelta y que nunca más volvería a funcionar normalmente. porque ese asqueroso estaría siempre delante de sus ojos.... imposible dejar de verle aunque sea de paso cada día de su vida....

Y así fue como se instalaron en otro barrio, y negrita comenzó a conocer otras personas y ha hacerse de nuevos amigos...

Pero por un tiempo que le pareció eterno tuvieron que vivir en esas condiciones porque no encontraban nada lo suficientemente cerca como para que sus padres se entusiasmaran.

Hasta que pasó el tiempo y cuando más tiempo transcurría más era la cantidad de trabajo y por ende de dinero que entraba en el taller.
Y comenzaron los planes de ampliarlo, y hacerlo de varios pisos, pero para comenzar planta baja y primer piso...

- "Viejo!!! Vamos a tener un taller estupendo!!! Estás contento???- preguntaba el famoso Rulo.

- "Sí!! Cómo no voy a estar contento si nos va fantástico y creo que dentro de poco te casás... verdad? - Respondió don Elías con su cara llena de sonrisa....

- !Raro , raro, es ver a mi padre con esa cara! Pero si es verdad que todo va tan bien.... Nosotras nos iremos al fin!...

Un día estaba tan desesperada la niña, porque se sentía tan miserable viviendo en esas condiciones, que sentada en un banquito, con el rostro
oculto entre sus manos, oró a su Dios y le pidió:
"Señor, Dios mío, no permitas que esta situación me ate a ella. Tú que siempre me oyes y contestas... escúchame una vez más. Te pido que cuando yo sea grande tenga casa propia, que pueda ser cobijo decente para mi , para mis padres, para mis hijos y para el que necesite. Que no tenga que ser nunca una pena para mis hijos, que puedan ser libres de este tipo de tristeza. Mira que es triste no tener casa propia. Mírame Señor y apiádate de mi!!!! Amén..... y lloró hasta que sintió que le llegaba la respuesta a través del consuelo que inundaba su alma.

Y así fue. No paró en su realidad sino que nuevamente la desdobló y vivía como una vida paralela, invisible para los demás pero que a ella la hacía feliz.

Y pudo ser nuevamente la negrita feliz, pícara, que enloquecía y alegraba a sus padres como hacía unos cinco años atrás.

.......continuará

Está mediando esta historia!


Ya negrita estaba como olvidada de la historia del "fayuto pibe rubio", no pensaba en eso en ningún momento del día.

Pero la trama siguió su curso y se fue fortaleciendo entre planes que el "fayuto Rulito" hacía a su padre y suponemos que las conversaciones privadas que mantendrían don Elías y doña Eloísa. cuando ella estaba en el colegio o jugando con sus amigas, porque la niña no lo volvió a ver al susodicho por allí....

La cuestión, que un día negrita notó que tanto su padre como su madre estaban embalando sus cosas, acomodando lo que tenían en los cajones, valijas, estantes y demás recovecos...

- "Algo sucede y no se ma ha informado!!! "- dijo negrita un tanto ofendida porque no le habían tenido en cuenta.

Pero la verdad que se estaba organizando una mudanza a toda prisa...

Cuando la niña pudo encontrar a su madre a solas y tranquilamente abocada a su tarea de costura, le formuló la pregunta directa:
-"Mami... nos mudamos???
-"Si, negrita. Nos mudamos relativamente cerca... pero nos mudamos. - respondió la madre con cara seria y sin levantar los ojos del sulfilado que estaba efectuando en un vestido de fiesta.

Entonces la niña comenzó a desgranar en preguntas todas sus inquietudes:

* Cuándo?
* Seguiré en el mismo colegio?
* Vendré al conservatorio Cedrato?
* Veré a mis amigas del barrio?
* Qué será de Martita? Quién la va a peinar y a llevar de paseo?
* Allí es una casa linda como esta?
* Es grandeeee ehhh?
* Tiene una vereda ancha como esta?
* Podré hacer los mandados?
* Hay chicos de mi edad por allí?
Y sin esperar respuesta terminó con un:

"MAMI TENGO MIEDO!!! "

La madre la miró entre seria y pensativa.... y como toda respuesta le dijo:

-"Tendrías que ser periodista o abogada-. Vos sí que sabés preguntar! No te guardás ninguna duda! Y de esto último tenés muchas más que yo ,porsupuesto y como siempre. Pero te digo esto:
- "Es un gran cambio para todos nosotros. Pero lo hacemos para no dejar solo a tu padre y así ayudarlo. Nunca nos separamos, por más distantes que quedasen los lugares en donde teníamos que ir para estar juntos. Esta vez haremos lo mismo. Yo no estoy conforme pero le sigo y conmigo van ustedes dos y traten de mostrar agrado y no entristecerlo, porque: El también tiene miedo. "

- Cuando la niña escuchó esta confesión de su madre y sobre todo lo último que formuló... "Su padre también tenía miedos..." quedó en silencio, dándole vuelta a la" cosa esta" de la historia compleja de mudarse sin quererlo porque el "fayuto de Rulito!" así lo requería...

- Luego arrancó...diciendo:
- "Cuál es la fuerza que tiene Rulito para que todos tengan que ir a dónde él quiere? Porqué desde que apareció en la familia, mejor dicho desde que atravesó por primera vez el Portón de esta casa todos ustedes han estado pensando en él como si fuese un gran personaje?
No se dan cuenta que es un fayuto?
No se dan cuenta que es un bueno para nada?
No se dan cuenta que es un vividor, como dice el abuelo de la gente como esa?
No se dan cuenta de lo felices que somos viviendo aquí?
No se dan cuenta de todo lo que estamos por perder?
.... y cuando respiró, y se hizo un corto silencio, la madre le dijo.

- "Mirá negrita, pensamos y evaluamos todo. Pero lo que hacemos es lo que querríamos que el día de mañana alguien haga por ustedes. En la vida uno debe pagar peaje.... siempre uno debe dar para recibir... uno tiene deudas que los demás no comprenden ... pero si se siente hay que hacerlo. Tal vez hoy no me entiendas pero con el tiempo cuando reveas esta situación y comprendas que hasta algo como esto te sirve para tus decisiones . De todo se aprende hija!

- "Bueno mamí, no te voy a poner triste. Tampoco lo voy a poner mal a papito.
El no se va a dar cuenta de nada! Te lo prometo!..

- "Sabés mami, aunque no me guste el lugar, le voy a decir a mi papi que me gusta y voy a tratar de hacer amigos y ser buena vecina con los de la cuadra. Y tal vez pueda ser casi tan feliz como lo soy aquí. Verdad? - y negrita escudriñaba el rostro de su madre para ver si le había escuchado y si estaba de acuerdo con ella.

- Por primera vez, la madre dejó de trabajar, levantó la cabeza y mirándola con una mirada extraña, o por lo menos así le pareció a la niña, le dijo por toda respuesta, y como final de conversación:
-"Vos sos capaz de todo. Hasta de lo imposible! También cuando seas grande vas a comprender lo que te estoy diciendo."

Y negrita sintió que no debía insistir sobre el tema y se retiró hacia la vereda para ver si había alguien con quien comentar lo que sabía y tal vez conseguir consuelo para su alma que se acababa de romper en mil pedacitos....

Y salió a la vereda y se sentó en su umbral y trató de pensar en algo lindo...
pero no halló nada de eso en su mente... sólamente pensaba en que se iba del barrio... que dejaba todo lo que estaba mirando y que tanto quería...
Cada casa, con su gente, con su árbol, con sus veredas, con sus historias de vida. Con esas casas que tenían cada una un local al frente y que ella visitaba con fascinación... Los paraísos, las tipas, el Cine, la plaza, la calesita, la Iglesia....

Comenzó a decirle adios desde ese momento y comenzó a llorar....

No le daban a basto sus manitos para secar las lágrimas que eran intrusas que no debían ser vistas por su padre, porque así lo había prometido.

En eso miró un poquito más allá de la esquina de su cuadra y le pareció
que venía.... pero si ... pero no ... pero sí es Cayorda!!! Mi amigo Cayorda...
Mi linyera!!! A vos también te perderé???

- "A la voz de ahora le saludo, le cuento y le pregunto.... Masí ... el sabe de todo! y me va a ayudar!!!....

Y salió corriendo para darle la bienvenida a su amigo antes de que sus zapatones tocasen la esquina de su casa....


-............continuará

miércoles, 28 de mayo de 2008

Cómo sigue esta historia



Cómo sigue la historia?
Cómo siguió la vida de ese joven y su relación con la familia?
Vamos a saltear varios años en la vida de la niña para situarnos en el punto en que retornó el joven y cambió el destino del grupo familiar completamente.

Fue en un otoño, casualmente, en que el joven rubio y simpático, con su inconfundible e imborrable sonrisa de costadito... con sus ojos brillantes de color miel y sombreado de espesas pestañas, entró por el portón de la Calle Alvarez Thomas l600 como quien entra en su propia casa.

. "Hola!!! Don Elías!!! Viejo, cómo esás??? - fue la pregunta con que se presentó ante el padre de familia ganándoselo de entrada...

- "Hooolaaa!!! Qué tal??? Cómo es que se te dio por venir por aquí???

- " Quería saludar a la familia y contarle algunas cosas"... - le dijo Rulito.-

- "Bueno, dale, metele nomás que te escucho. - le animó Don Elías apoyándose en el banco y limpiándose las manos con el trapo que siempre llevaba sobresaliendo del bolsillo de atrás de su mameluco.

- "Mire... yo... recibí de mi suegro... un tallercito modesto pero que está bien ubicado... cerca de Triunvirato y Avda. de los Incas...

- " Entonces...??? - le interrumpió don Elías el discurso pero para darle ánimos a que continúe con confianza.

- "Y que no me va bien! Eso. Que me va como el culo! Es que me da vergüenza que mi suegro llegue a la conclusión de que mi conocimiento sobre mecánica no son suficientes como para tener mi taller propio y que no me deje casar con su hija...

- "Y entonces? Qué? Dale!!! Con confianza...! - le sigue entusiasmando don Elías .

- "Es que yo quería pedirle Don Elías... si usted no vendría conmigo para levantar un taller como la gente... Viejo, usted es como mi padre o
por allí, más que él. Y yo lo necesito, es muy importante para mi...
imagínese que de eso depende mi futuro. Y usted sabe afinación y todo lo que da más en esto de los motores y podríamos ganar mucho dinero.

- "Pero yo... tengo familia, dos hijas.... no es fácil dejar todo para irme a hacer todo de cero!!!" - le contesta Don Elías con voz titubeante...

- Y negrita sentía que tenía ganas de tomar un fierro y partírselo en la cabeza o por lo menos tomar la manguera y mojarlo de arriba a abajo a ese "Rulito", fayuto, mal nacido, te detesto, mentiroso, avivado....etc.
Todo estos calificativos le mandaba con su pensamiento la niña. Y realmente si hubiese podido realizar cualquier acción para evitar que continuase el discurso que se estaba mandando frente a su padre ese "bueno para nada" lo hubiese hecho, sin dudar un segundo.

Y siguió la andanada de palabras y súplicas...

Y negrita se dijo: "Esto me recuerda cuando vino siendo niño de la mano de su madre, la madre lloraba con sus palabras para que mi padre se condoliese de ella. Ahora el hijo, bien aprendido del método, ejercía la misma presión sobre el bondadoso de mi padre."

- Y cuando la niña escucho que su padre le decía: "Dame tiempo para pensarlo... y después te contesto". - la niña pensó:" Estamos en la parrilla, este nos come a todos. Ma que trato ni que trato, con esta gente no se puede. Pobre mi padre y pobres nosotros."

Y se fue muy triste para el umbral... esperando que sea la hora de almorzar y ver la posibilidad de cazar algún pensamiento o determinación de sus padres. Ella estaba muy preocupada. Y lo bien que hacía.

Desde el umbral vio como se fue el tal Rulito y estando aún allí, escuchó la voz de su madre que a coro con otras cuantas madres de la cuadra llamaba: "Vamosss a comerrrr!!!"
Y la niña se levantó y obediente rumbeó para la cocina.

Estando cada cual, muy calladito en su lugar, comenzaron a compartir los alimentos.

Ya en el momento de la sobremesa Don Elías comenzó a deslizar de a poco, lo que negrita ya sabía.

Ella espiaba la cara de su madre, que pasaba de tener el seño fruncido hasta pasar por los ojos desorbitados, y se decía: "no le gusta ni medio":

A todo lo que su padre decía, le seguía el silencio de su madre.

Al final ella le pregunta:
- "Y en calidad de qué irías vos allí? Tené en cuenta que aquí vos sos tu propio padrón y allí qué serías?"

- Y don Elías respondió:
- "Y qué voy a pasar a ser? El Socio!!! Por supuesto...

Y Doña Eloísa le dijo después lo charlamos...

Y allí terminó todo! Negrita por un largo tiempo no supo nada de todo ese embrollo y creyó que había quedado todo en la nada.

Qué equivocada que estaba!!!!
Ya veremos cómo sigue la historia.....


...............///




lunes, 26 de mayo de 2008

Sigue el pibe en la casa...


Siguió la vida en la familia, en la casa y en el hangar.



Dios escuchó a la niña y a medida que pasaba la vida se iba apacigüando su dolor.



A medida que el tiempo transcurría, el nuevo personaje se iba acomodando más y más al ritmo de la familia , a tal punto que ya no molestaba su presencia, pues pasaba desapercibido el cambio en el grupo de la casa.



Pero no se crean que negrita dejaba de clavarle el ojo de vez en cuando. Y de vez en cuando o de tanto en tanto, como ustedes prefieran, la niña le hacía un concienzudo chequeo:



* Que .. cómo se conduce

* Que... si su vestimenta es decende

* Que ... si se volvió confianzudo

* Que ... si se volvió contestador

* Que ... si esconde su mirada cuando habla (porque esto sería dudoso...)



Todo esto y mucho más, tenía en cuenta negrita en sus estudios de "personalidad"...



Realmente ella efectuaba un escaneo perfecto , desde cada rulo tipo "chicharrón" hasta la punta de sus zapatos.



Sí! Ella le seguía desconfiando a ese pibe, con mirada rápida, sonrisa pícara y ladeada al costado.... "No me gusta ... y no se porqué!" - se repetía cada vez que iba a comenzar estos estudios sobre la persona del siempre indeseable muchacho.



Pasó el tiempo, pero varios años, y el pibe convertido en un agradable joven, se fue del taller a cumplir con la patria: al Servicio Militar.



- "Ja, Ja!!!" - Eso me gusta y mucho!!! - Se decía la niña feliz de la vida.
- "Ahora se salió del medio ese bueno para nada....

Y se supo después que estaba de novio con la única hija de una familia adinerada.

Y que el suegro le había prometido ayudarle y que le estaba poniendo un Taller Mecánico en V.Urquiza.

Masí que se lo lleve el viento, que sea feliz y que no nos moleste más. Aquí en Alvarez Thomas estamos todos bien y felices. Yo con mis tareas, amigas y libros. Mi hermana con sus libros, tareas y amigas. Mi padre con su hangar y mi madre con todos nosotros y su trabajo de modista.

-"Qué más se le puede pedir a la vida???"
-"Qué más de le puede pedir a Dios???"
- "Ehhh???"

- "Mas vale que vaya a la iglesia San Roque a darle gracias al santo porque me sacó este pesado de encima" Ja Ja Ja!!!"

Y se fue con su madre al "Conservatorio de música Cedrato" para ver si la anotaba para que tome clases de piano y dejar de ir a lo de Orlando.

domingo, 25 de mayo de 2008

Y comienza la actuación del pibe en la historia!!!




No crean que negrita ya había saltado todos sus problemas.
No! Ella tenía unos variados problemitas que hacían ronda en su cerebro.

* Tenía problemas en el colegio.
* Tenías problemas con los conceptos que le impartían en la Iglesia
* Comenzaba a desconfiar si la bonomía de su padre era razonable
* Cuestionaba las informaciones que le llegaban sobre política
* Reconocía que el haber crecido un poco, le hacía más dificultoso encontrar trabajo. (jaja!)
* Que iba a ver la forma de conseguir que le hicieran pantalones y que le dieran permiso para usarlo como ella quisiera.
* Conseguir que su madre la sacara de la profesora de piano y que la inscribiera en el Concervatorio Cedrato... que quedaba cerca de la peluquería en donde le hacían la permanente. Porque por alguna razón, la niña consideraba que le resultaría más agradable.
* Parar de engordar!!!
* La salud de su mamá. Este punto era el que más le preocupaba a la niña. Porque tenía miedo, mucho miedo de que se muriera. Tenía tanto miedo que había creado unos mandalas (sin saberlo) y unos mantras
extraños que en los momentos de desesperación ponía en ejecución y cuando el ataque de su mamá terminaba, la negrita creía que era por la magia que ella ejecutaba.

Por esa razón se pasaba largas horas sentada en su umbral, como viendo pasar la vida, pero no era así. Ella buscaba respuestas haciendo puentes entre su cerebro y su corazón.

Y por el momento estaba enfocada en ver cómo ese pibito se iba ganando el corazón de sus padres. Ellos tan amorosos, porque siempre habían deseado el hijo varón y la vida parecía que les había mandado uno que era "buenito", "trabajador", "muy interesado e inteligente" y eso los tenía en la gloria.

Para ese entonces la negrita no perdía de vista lo que estaba ocurriendo al rededor de ese tal Rulito que practicamente se había instalado en su casa, que comía, tomaba la merienda, y se la pasaba todo el día en el hangar junto a su padre. Y esto último era lo que más le dolía, porque tenía bobo a su padre, y a su madre bastaba una sonrisa de ese chico para que ella también sonriera satisfecha.

A tal punto estaban pendientes de ese chico, que un día la negrita vio que su madre estaba tejiendo un chaleco , apurada y dedicada al máximo, y contenta fue a preguntar:
- "Mami ese chaleco es para papito?" . Le dijo mientras se acercaba saltando de costado, como era su costumbre cuando se movilizaba pensando.

- "No". Dijo su madre secamente como para evitar las repreguntas que siempre largaba su hija .

- "Y para quién es mami?" - dijo ya quietita y mirándola a los ojos como para evitar que se raje la respuesta para otro lado.

- "Mirá negrita... es para Rulito, porque no tiene abrigo y entonces decidimos con tu padre que sería bueno que le hiciera algo para pasar el invierno..." - esto lo dijo con naturalidad y firmeza.

- "Pero porqué no lo hace la madre ehhh?" ... repreguntó como siempre la niña.

- "Porque no todas las mamás tienen para comprar lana o saben tejer."
- "Esta vez, podrías entender algo de entrada y finalizar las preguntas?"

- "Es que...
- "Es que... No se que me pasa ... Algo hace que me duela aquí : y se señaló el esternón.

- Hay negrita!!! Esos son celos!!! Pobrecita!!! Pero no pienses que lo preferimos a ustedes... ustedes son muestras hijas... Bueno va..va...va...
seguí en tus cosas y dejame tranquila...."

- Y la negrita se fue con su corazón arrugado y con ganas de llorar. Además ese dolor en la "boca del estómago" si que era molesto...

- Negrita se fue al umbral, y se quedó meditanto en eso de los Celos...
"Dios! Si que duele esto que no entiendo bien... No me gusta nada... No me gusta ese asunto de los celos pero menos me gusta el lugar que vino a ocupar este pibito en mi hogar"

Y con cara de mártir con sus ojitos en blanco como hacía para concentrarse o llamar la atención al sumun....
Gritó:
"AYUDAME MI DIOS!!!!!!!!"

Este grito hizo que el señor Roberto que trabajaba en la gomería asomara su cara morocha, grasienta con una pelambre oscura y parada.....y preguntara. "Qué pasó???"


......continúa

sábado, 24 de mayo de 2008

Dentro de un cuento otro!!!





Dejamos a negrita parada junto al portón, con las hojas de diario en una mano y esperando a que la señora gruesa con su hijito de la mano llegara junto a ella.



Así fue. Llegó la señora que olía a lavandina y guiso con su hijo flaco y mocoso... y le dijo a la niña:



- "Te acordás de mi? Soy la señora que ayer hablé con tu papá sobre mi hijo y me prometió que hoy me daría la respuesta. Le podés avisar que ya estoy aquí?"



- " Sipi "- Respondió negrita y dijo para sus adentros ¡Como para olvidarme con el aroma que lleva , pobre mujer!



- "Espere un segundo que le aviso" - "No me siga por favor! " -le agregó a continuación.



Y salió disparada para el hangar...



-"Papí, papí. Te busca la señora de ayer y vino con el pibe...! le gritó desde lejos a su padre.



- "Ajá! - dijo por toda respuesta Don Elías y limpiándose las manos y con cara seria se dirigió hacia la calle...



- ¡Bueenaas!... le dijo a la señora



- "Muy buenas señor! Como le prometí volví por su respuesta! No sabe usted con cuánta ilusión vine a buscarla!!! - le dijo la señora con la garganta estrangulada por los nervios o la emoción, quién lo sabía.



- "Pobre mujer!!! Pensó la negrita!!! Pero al menos su hijo no está corriendo al costado de un tren sin ropa y clamando comida!!!

La pucha que es triste la vida del pobre!!! Dios mío que nunca tengamos que vivir así!!! Por favor Dios!!! ( y para sus adentros la niña siguió una interminable plegaria de ruegos y gratitudes hacia ese Dios al que por alguna razón amaba tanto)



- Cuando volvió de su viaje espiritual, la negrita vio que la señora ya estaba en el interior de su casa, conversando con sus padre y que habían pasado a la cocina.



- Al darse cuenta de eso, salió corriendo como una exhalación! "No quiero perderme nada. Porque a mi me parece que aquí hay gato encerrado, no se en donde, pero lo hay" y entrando a la cocina se situó entre ellos.



- Su madre les estaba preparando un café con leche y mientras el pibe con sus grandes ojos amarillo-gato rodeado de larguísimas pestañas. atisbaba todo lo que le rodeaba, en especial la alacena.



- "Si que es triste la pobreza! Pero lo bueno es que tiene remedio, parece!



Y contentos después del café con leche, con la panza medio llena de pan y calentita de la bebida... y con "oficio asegurado" para su niño...

se retiraron después de saludar a todos, inclusive a la negrita.



- "Mañana traé ropita bien vieja, para ponerte encima y no mancharte la que traigas puesta" - le recomendó Elías.



- "Si señor!" - respondió el pibe ya más suelto y confiado pues se iba con un "si "de respuesta y eso lo había puesto muy seguro y contento.



Cuando los padres de negrita quedaron solos, se miraron y dijeron parece buena gente, hay que ayudar.



Y ese "Hay que ayudar"... siempre le suena en los oídos de negrita aún en su edad avanzada.

Porque la mejor enseñanza que tanto ella como su hermana tuvieron, fue ver , oir , participar, de la vida de sus padres.

Ellos constantemente estaban mostrando con el ejemplo que en la vida se tenían que cumplir códigos de honor, que en la vida había valores que debían respetarse, que había una serie de leyes no escritas pero que eran más fuertes que las que se encontraban impresas.

Y esas leyes , valores y códigos se aprendían en el hogar... luego en la escuela se aprendían otras cosas, pero educar....educar.... se educaba en familia.

jueves, 22 de mayo de 2008

Recuerdos del verano....parte II






































Cuando llegaron a la estación terminal, en Santa Fe Capital, la estaban
esperando unas tías, que ella no había visto nunca y entre ellas su tía Gringa.

Muchos besos y ajetreo para conseguir un coche que los llevara, y el corazón de la niña que se le salía por la boca:
- "Voy a ver a mis abuelitos!" - se repetía la negrita.

Y en menos de media hora llegaron a la casa de Don Damián (que así se llamaba el papá de su mamá)...

Había tanta gente que negrita se mareaba. Se habían reunido parientes de distintas edades, desde bebés hasta ancianos.... Todos contentos, abrazándose y hablando muy fuerte.

Y así negrita pudo decir que eso que estaba ocurriendo era totalmente
de su agrado.
- Qué lindo que es ver reunida a la familia. Sobretodo cuando son tantos! Ja Ja Ja !!! - y la niña se reía de nada y por todo.

Si! Negrita estaba feliz... muy feliz!

Y enseguida: A ponerse cómodos... Vamos a su habitación... Preparamos una comida rápida y ya vamos a buscar las jarras de cerveza helada...

Todos trataban de colaborar en algo hasta que la voz de Don Damián se escuchó clara y autoritaria:
- "Vamos! no molesten tanto che! A ver, vos Gringa: ayudá a que se acomoden bien y vos Viejo :( otro de los tios, que le decían así desde que nació) andá a buscar la cerveza, pero para mi vino nomás".
Y todos escucharon y todo se serenó.
Y a esto negrita tampoco se lo iba a olvidar nunca en su vida.
La autoridad de su abuelo, delante de todos y sobre todos, era impresionante! Y eso también la alegró a la negrita.

Y a partir de allí siguió el asombro de ver una mesa muy larga, servida bajo el alero del patio.

*Cómo el abuelo sentado a la cabecera, era el primero en servirse el vino en la copa y cortar el pan.
*Que la abuela, tan gringa ella, de grandes ojos celestes que hacían gala de su nomble estirpe Suiza, estaba pendiente de lo que decía o hacía su marido.
* Y luego en degradé todos en sus puestos: venían los hijos, los yernos y nueras, los nietos y los bisnietos.... todos sentados, en orden y "sin chistar", esperando que sea el momento de comenzar a comer.

Luego la siesta.
La siesta santafecina, calurosa, tranquila y silenciosa!
Había que descansar. Todo el mundo hacía su descanso para soportarla.
Pero negrita salió a la vereda. Tan distinta a la suya! Pero ella enseguida le encontró su encanto.
Esa vereda era pequeña, de pocas baldosas. La mitad era de tierra , con árboles amigables y con un profundo zanjón y después la calle.
La calle? De tierra!!! Por allí pasaba por la mañana y por la tarde una máquina regadora y aplanadora, para que la tierra convertida en polvo muy fino, no se levantara con el paso de los autos y molestara a la gente.

También mencioné el zanjón... pues por allí corría agua, no sé si de las piletas de las casas o de cuando baldeaban el patio... pero por allí corría agua. Y a negrita le fascinó que con una latita atada a un palo de escoba los niños del barrio salían a la puerta de sus casas y con ellos sacaban esa agua de la zanja y con ella rociaban la calle de tierra.
Fue muy cómico que negrita acostumbrada a trabajar, enseguida tomó esa actividad como propia y la calle de tierra que estaba enfrente de la casa de sus abuelos, mientras ella estuvo de visita, siempre fue la mejor regada, y siempre estaba húmeda.

Y negrita lo hacía porque por las noches salían sus abuelos, su familia y los tíos que vivían en el caserón o que estaban de visita, a sentarse en la oscuridad de la calle, con el croar de los sapos, y la luz que bailaba entre los árboles, y que apenas podía decirse que alumbraba la bocacalle de Artigas 37oo.-

Y cuando todos estaban afuera, iban los chicos con jarras muy grandes y allí nomás, a una cuadra, se las llenaban en la cervecería, con una cerveza rubia, espumosa, helada... Que negrita tomaba con mucho gusto y que no la emborrachaba.

-"Tomá tranquila un vaso, negrita! "- le decía su abuelo - "Que la cerveza de Santa Fe no emborracha a nadie."

Y negrita agradecida se empinaba un buen vaso, con la espuma rebalsando y luego: se reía feliz por lo rica que estaba y por los bigotes blancos que la misma le dejaba.

Así eran los días que pasaba en la casa de sus abuelos...
Conoció tíos, primos, primos segundos, primos sobrinos....
- "Quéseyo cuánta gente me besó, pero a algunos los recuerdo...a otros ni pío" - respondía negrita cuando le preguntaba sobre la familia que había conocido.

Con algunos paseó, fue de compras, jugó, charló... en fin... con otros peleó. (porque se ve que se pusieron celosos con la aparición de una presunta competencia).

Pero todo fue lindo, todo lo que ella podía recordar en ese mediodía de fin de otoño, era un verano muy feliz con premio y vacaciones incluídos.

Después de recordar tanto... plink! saltó de su umbral, levantó las hojas del diario El Mundo que había puesto para no enfriarse la cola. Miró para ambos lados antes de alejarse y....

Vio que por la derecha, venía rumbeando con su hijo de la mano, la señora robusta de olor a lavandina y a guiso, que el día anterior había hablado con su padre...

Se quedó quieta y esperó a que llegara hasta el portón....

Continuará........

.......................

Recuerdos del verano....













Negrita sentada en su umbral, vestida con ropa abrigada, aunque ese frío no había con que pararlo.

Aunque tenía puesta su bombachita de invierno, la madre le enseñó que cuando se sentaba en el umbral y hacía frío, tenía que poner unas hojas de papel de diario para que:"no tomés frío y después te hagas pis en la cama".

Así que negrita sentada sobre unas hojas del diario El Mundo, medio aburrida por la quietud de ese mediodía frío, comenzó a buscar algo bueno para pensar, o para recordar.....
Entonces se fue al verano que había quedado atrás (por desgracia) y en el cual se dedicaron a gastar lo que sus padres habían ganado en el Sorteo de Navidad.

Fue muy emocionante, sentirse ricos por primera vez en la vida.... fue así...

En cuanto se hizo efectivo el premio dispusieron que lo mejor era disfrutarlo en familia.
Entonces decidieron: "Vamos de vacaciones a visitar a todos nuestros parientes. Vamos a Santa Fe".

- "Vacaciones???
- "Pero eso no es de ricos???
- "Será verdad o es que es un sueño???
- "En qué viajaremos???

Muchas preguntas se formulaba negrita y "a una" toda la familia se sumó en un frenesí lleno de alegría y de buenos proyectos.

Pero negrita entre tanto alborozo, notó que una familia, sólamente una ,no acompañaba a los suyos con alegría como el resto de los vecinos..
"Los de Orlando".
Por alguna razón, los más "ricos" de la cuadra, o al menos así los consideraba la niña en su mente, estaban descontentos de que ellos pudiesen gozar de una viaje de vacaciones.

- Por qué ???
- Será verdad eso que escucho en los discursos???
- Será verdad lo que dicen que los que tienen dinero con oligarcas ???
- Serán los de Orlando, Oligarcas ???
- Los oligarcas no quieren a los pobres...
- Los oligarcas quieren que seamos pobres y esclavos...
- Tendrán algo que ver con los EEUU , aunque me parecen todos argentinos....
- Es muy complicado, es casi tan difícil como entender lo de los comunistas y los de la alianza no se qué.... mejor me olvido...

Y una vez que terminó con esa cadena de pensamientos, la niña siguió esperando todas las cosas lindas que estaban pasando en su casa.

* Compraron una valijota tan grande y segura, en donde entraba todita la ropa y los zapatos que llevarían con ellos. Por supuesto lo compraron en la fábrica y venta de valijas y carteras de la familia de Hilda.
Este negocio estaba colocado en la parte frontal de la casa de familia , tal cual se encuentra en las edificaciones de esa época, casi todas las casas tenían en su frente un local en donde se exponía los trabajos que ejecutaban ellos mismos. Por eso había ventas de camisas, pastas, carteras, pan... Si! Era lo que más le gustaba a la niña. que cada casa
tenía algo que las diferenciaba y les daba el título.
Por ejemplo, ella era para unos la hija del mecánico o de la modista. Estaban los que eran hijos del hielero, del lechero, del zapatero, del almacenero.... Era signo de dignidad, de pertenencia a un pueblo trabajador, que hacía culto al trabajo y que lo llevaba a cabo con orgullo.
Es más, había casas en las que no se ostentaba un local pero en su interior, tal vez en cada habitación, se realizaba una tarea. Por ejemplo: estaba el que arreglaba relojes, o la que tejía para afuera, o el que tenía un telar y hacía trapos de piso...

* También su mamá comenzó a preparar vestidos muy bonitos para las tres, para ella, para su hermana mayor y por supuesto vestidos que quería lucir ella misma...
Los vestidos de comunión se transformaron en hermosísimos vestidos de paseo. También les hizo soleritos con capitas, como se usaban para tapar los hombros de niñas y adultas, de color rosa en piqué de hilo.
Les compró saquitos de hilo para usar si refrescaba un poquito.
Zapatos, carteras, hebillas para el pelo.... y así muchas cosas bonitas.

* Para su padre también hubo que comprar pantalones de verano, preparar, pasando por la tintorería, el traje vestir....

* Y lo que más llamó la atención de la niña fue que dejasen en la casa a una persona de confianza para que durmiera y se ocupara de tener en orden y cuidara de la misma.

Así fue como tomaron una mañana el tren para Santa Fe.
- "Largo el trayecto! " - recordaba negrita.
- Pero del viaje podía decirse que lo que más le impresionó a la niña fue el cruce por el puente que se movía con el paso del tren y después la cantidad de niños que corrían a la par del tren gritándole a los pasajeros que se asomaban por las ventanillas, pidiéndoles comida.
Eran tantos! Y tan pequeños! Y descalzos! Casi desnudos, apenas con un calzón que se les caía cuando corrían...
Fue en ese momento que negrita tomó el bolso en donde la madre había guardado comida y por la ventana comenzó a arrojar todo: naranjas, manzanas, bananas, galletitas, sandwich, salames... Toda la comida la tiraron junto con su hermana , por la ventanilla ... pero cuando no quedó nada más para darles... la negrita se derrumbó en el asiento y medio mareada y con ganas de vomitar se decía:
- " Mecacho!!! todos mienten!?!? Cómo Evita no les da a ellos como a otros??? Es que no alcanza porque son muchos???"

Y negrita, lloró por dentro y las lágrimas le corrían no por su carita ,sino que se deslilzaban por su garganta, dejando un sabor amargo y ácido. Esas lágrimas llegaron desde su garganta hasta su corazón, y fueron las que le fueron enseñando a sacar conclusiones propias de todo lo que escuchaba de los adultos, sean políticos, parientes, curas o maestros.
Si! lo que la niña vio y sintió fué tan fuerte que le hizo cambiar su postura de "credulidad absoluta" a "cuestionadora activa" de toda enseñanza o consejo que viniese de otra cabeza que no sea la propia.
´

...... continuará

sábado, 17 de mayo de 2008

Ingresa un nuevo personaje a la vida de negrita.


Eran esos tiempos en los que los pobres aspiraban a dejar de serlo...

Y junto a sus aspiraciones se sumaba la posibilidad que encontraron.
"La forma de que a sus necesidades básicas se le acercara la solución":



- Buscar un oficio y junto con ello la salida laboral.!!!



Así aconteció que una mañana, estando negrita sentada en su umbral, vio llegar hasta el Portón de su casa a una señora gruesa de cuerpo, humildemente vestida, con cara bonachona, con las mejillas coloradas (paspadas por el frío y la ausencia de crema, evaluó la niña).



Esta señora llevaba tomado de la mano a un muchachito flaco, con la cabeza poblada de rulos apretados como pequeñas motas rubias, con las rodillas huesudas, un tanto narigón y pendientes de la nariz mucosidades... por ello la negrita dedujo, sin demasiado urgar en sus conocimientos sobre medicina:
- "Este pibe está resfriado y tiene frío." Esto último se desprendía del tono rojizo de sus brazos, nariz y piernas...¡¡¡todo esto por la falta de abrigo "!!!

Toda esta evaluación la hizo la niña con una rápida mirada de sus ojos ,acostunbrados a bailar en su cara abarcando toda una situación que su mente rápidamente tabulaba y sacaba conclusiones no muy erradas de la realidad.

- " Señora? "- preguntó negrita dirigiéndose a la pareja de mamá y niño que tenía parados como estatuas en la misma puerta de su casa, sin decir palabra. Sólamente mirando hacia el fondo, hacia el hangar, como esperando que sucediera alguna cosa.

- " Está el mecánico?" - Dijo la señora y se quedó mirando de todos modos hacia el hangar (recordemos que quedaba al finalizar la avenida por donde entraban los autos y que estaba en los fondos de la casa de la niña)

- "Sip! quién lo busca? " - respondió y repreguntó la negrita tal como era su constumbre.

- El no me conoce, pero necesito hablarle , necesito hablarle con mucha necesidad y urgencia!!! Me entendés o no? - Dijo la señora gorda y sin soltar al niño se inclinó hacia negrita, y le puso muy cerca su cara a la de ella...(hum huele a guiso y lavandina, se dijo negrita y se alejó un tanto repelida por el aroma).

- " Sip! Si Señora enseguida se lo traigo, espere aquí con su niño."- y salió disparada como si la corriera el demonio.

- No tardó en salir Don Elías y se dirigió a la señora, preguntándole: En que puedo servirle?"......

Allí comenzaron los ruegos que la señora evidentemente ya tenía preparados:


- "Mire señor, mi nombre es..... y este es mi hijo. Ya terminó la escuela y yo quisiera que aprendiera un oficio."

- "Por favor señor!!! Somos muy pobres y no podemos pagarle un estudio de ninguna índole. No tenemos casi qué comer!!! Por favor señor!"

- "Mire señor, no es que tenga mala voluntad pero....

- "Por favor!!! Por favoooor" escúcheme... no le sería problemático, el vendría a ayudarle, limpiar, hacer todo lo que usted crea que puede hacer y así el aprendería y a la vez le sería de ayuda.... Pero eso sí le pido que le de de comer una vez por día........

Don Elías guardó silencio un ratito y luego le contestó:
..
- Permítame, tengo que tomarme un tiempo para responderle definitivamente, porque tengo que conversarlo con mi señora! pues todo lo que usted pide no depende sólamente de mi. Venga mañana y le contesto...
Le parece bien?" - dio por toda respuesta Don Elías.

- Pero por supuesto señor, yo le comprendo, pero no sabe con cuánta ansiedad espero su respuesta y pidiéndole a Dios que sea una afirmativa." - respondió la señora que como vio la mirada de compasión en los ojos de Don Elías, ya daba por sentado que su hijo sería bienvenido en esa casa y que sería un mecánico del automotor el día de mañana.

Y negrita que estaba atenta a todo, dijo para sus adentros: Esto no va a ser cosa de un día. Me parece, que como dice mi madre, "va a traer cola".

Y no se equivocó !!!

Esta historia comienza en este instante de la vida de la familia. pero va a seguir hasta que la negrita cumplió unos 16 años.

Y espero que pueda contárselas completa.

Porque tal vez y sólo tal vez, pueda servirles de algo, todo lo que tuvieron que vivir ellos. Porque como dice un sabio español:

"Muchas veces creyendo hacer lo bueno, terminamos haciendo lo malo"

Ese acto, cambió la vida de toda la familia y por muchos años en el futuro.

Gracias que" Dios escribe derecho en renglones torcidos"

Continuará.....

jueves, 15 de mayo de 2008

Estudios de música...



Hacía ya tiempo que no encontrábamos a la negrita sentada en el umbral, meditando y filosofando, sobre la vida o sobre su vida.

Esa tarde de Diciembre, le estaba pidiendo a Dios y a todos los santos que su madre se olvidara de enviarla a su clase de música.

Además de rezar también planeaba qué podía hacer para que ayudando un poco, la "cosa" del olvido saliera bien.

Pero porqué no le gustaba concurrir a lo de Alicia Orlando, su profesora?
Simplemente se dormía sobre el teclado del piano, se aburría soberanamente, no soportaba más perder una hora entera y eso era lo mínimo, estudiando teoría y solfeo y dele que te dele a las teclas blancas y negras. Un teclado que para ella no tenía nada de atractivo, y que por más que se empeñaba no le podía sacar una melodía agradable...

- Porqué será que siempre me equivoco y mi hermana toca de una?"
- se preguntaba la niña ....
- Porqué mi hermana recuerda todo y yo ni "jota"? - era otra pregunta
que se formulaba la negrita cada vez que presenciaba una lección que rendía su hermana.
- La misma pregunta se la hacía cuando concurrían al lugar que más temía :" los Exámenes , en el Conservatorio Faleni..."
- Si! Mi hermana es un genio en esto también... Es que como nació antes se llevó todo lo que había... (pensaba la niña como disculpa a su poca capacidad para el estudio)
- Pero porqué tenía que ir a hacer lo que no quería???
- Pero qué puedo hacer yo para que me liberen de esta porquería???
- Será que Dios me está mirando???
- Oye Dios, sálvame de la clase de piano.
- Por favor Dios socorro!!!

Y así peleando con su presente inmediato y clamando al cielo... siguió la niña en su umbral de la Avda. A. Thomas al l600.

En una de esas escuchó que su madre gritaba en el interior de la casa.

Y saltó y corrió para ver que ocurría.

Su madre con un papel en la mano, gritaba " Elías, Elías, tenemos premio!!".

Y mientras ella corría hacia el hangar, su madre se había frenado esperando a que su marido saliera del mismo.

- "Estás segura Eloísa?" - pregunta su padre limpiándose las manos con un gran trozo de tela de algodón azul.

- "Si lo escuché!!! Te digo que lo escuché!!! Ganamos uno de los premios de Navidad!!! " - repetía una y otra vez, su madre tratando de convencer a su marido de la veracidad de sus palabras.

- "Y cuánto será? ¡Y para qué nos alcanzará? ¡Será verdad tanta suerte?

Y allí negrita recordó que un amigo de su padre había aparecido el día anterior con una tira de billetes de navidad y le dejó uno a su padre.

-"Será verdad tánta suerte, como bien dice mi padre?". .." Masí, yo aprovecho la oportunidad y zafo de ir a piano.... Total con tanto alboroto ni se van a dar cuenta.....
Y diciendo esto para si, se fue deslizando hacia su amada libertad : "la calle".

Estaba saltando a la rayuela cuando le dijo su madre a los gritos:
-"Vamosss, a piaanoooo!!"...
- "Pero mami...!!! - Si sacamos el premio¡? Si estamos contentos¡?
Si estamos de festejo¡? O no????
- Y porqué si estás contenta y estamos todos contentos me tenés que mandar a piano y ponerme triste ehhh?

- Bueno negrita.... quedate... pero no te alejes de la puerta.... entendiste?

- "Si mami!!! sipi sipi!!! "- Gritó negrita mientras saltaba en un pie... y daba giros de contenta....

- "Gracias mi Dios!!! No voy a piano!!! piujuuuuuuuyyyyyy!!!! "

- "Sigo consiguiendo milagros ehhh??? "
- "Cómo será que Dios escucha??? ehhh?''

Y contenta la niña se dedicó a jugar y no hubo más preguntas en su cabecita...





lunes, 12 de mayo de 2008

EL REGALO ESTA AQUI

Este es el regalo que la niña le compró a su mamá con tan solo 12,75 por la gracia del Dios y la buena disposición del vendedor.












.........................................................................................................................................

Y aún después de 59 años la familia lo cuida con cariño!!!

Tal cual fue la promesa de negrita al buen vendedor!!!

.....................................................................................................................................

Regalo "Día de la madre" y Negrita en ese tiempo

Sí! Esta es Negrita cuando ya tenía sus incisivos parejitos y bonitos. Cuando ya no decía tanto me cachoendié o masí... Esta negrita aunque muy estudiosa de su entorno, con grandes principios filosóficos (jeje).... comenzó a ser más tranquila y tratar en lo posible de alcanzar a su hermana mayor en lo que a estudios se refiere.
Caso perdido desde el arranque!!!
Pero ella siempre lo intentó...
Mas bien , ella lo intentaba todo!!!




Esta es Negrita para esa fecha y nuevamente con permanente...
Ja Ja Ja !!! Dulce negrita....





La fotografía adeudada.
Cumplida la promesa hasta estos días...

sábado, 10 de mayo de 2008

Seguir el hilo...Día de la Madre



Negrita se entretenía en pasear por el cordón de la vereda, por la Avenida Alvarez Thomas al l600, y mientras trataba de no caer a la zanja iba pensando en la complicación que se presentaba para su alcancía la llegada del día de la madre.


Ella juntaba el dinero de sus pequeños trabajos, algunas monedas de aquí y de allá y cuando llegaba una fecha como esa, la más importante después del nacimiento de Jesús, se encontraba con cierto dinero que debía multiplicar muchas veces o tener gran inventiva para poder hacer un obsequio como "la gente" a su madre.

"Los años anteriores...
* - "Le compré una estatua de la pareja de María Antonieta con su galán a un lado...
* - "Luego le compré una estatua de la pareja de María Antonieta tocando el piano y su pareja mirándola arrobado....
* - "Este año... no se... voy a averiguar qué...

Y la niña se fue saltando y con cuidado al bazar-menaje de la vereda de enfrente.

Y negrita, por más que miraba y miraba... no conseguía enfocar su vista en algo que le dijera que" eso " era lo mejor para su mamá.

Y así estuvo largo rato, hasta que el dueño se asomó y comenzó a mirarla con preocupación...

No debemos olvidar que la niña se había hecho la muerta-desmayada el año anterior... por eso el señor, que tenía buena memoria, y además la conocía de hacía unos cuantos años, sabía de los artilugios que era capaz de utilizar este personaje con tal de salir con la suya...

Negrita no veía nada en la vidriera, entonces tomó la determinación de encarar directamente al dueño:

- "Señor, me permite una pregunta?" - dijo la niña, con el respeto con que acostumbraba a encarar a la gente mayor.

- "Si, niña, qué deseas? - contestó el vendedor doblándose un poco por sobre el mostrador...

- Necesito algo maravilloso, femenino, no costoso, pero que valga mucho,... me explico... es que es para mi mamá y no se qué elegir...-
siguió la niña.

- Y dígame usted... qué le compraría a su mamá.. ehhh? - insistió clavándole sus ojos negros al señor.

- Y... mirá nena... mi mamá se murió hace ya mucho tiempo y le compro flores....

- Cruz diablo, señor, qué me está diciendo???
- Mi mamá vive y vivirá muchísimos años... entonces no me aconseja?
- Entonces para que tiene un negocio que es para vender?
- Entonces qué clase de vendedor es?
- Entonces dígame qué clase de vecino es usted... que no puede ayudarme al menos conociendo que soy su vecina...
- Y de qué manera cree que va a tener su clientela si a mi, que soy clienta me trata de esa manera!!! Ehhh???

Sorprendido el buen señor, salió de atrás del mostrador y...

- (Dios, se me fue la mano, esta vez me mata. Se dijo la negrita)

- Mirá nenita, no empecemos que te conozco. Pasó el tiempo pero me parece que vos no has perdido tus mañas...

- Pero... señor... yo quería sólamente pedirle una ayuda...

- Bueno te hago una pregunta: Le gustan a tu mamá los adornos?

- Psí!- dijo la niña.

- Entonces... entonces.... por aquí arriiiibaaaa... tengo algo....

Y el señor trajo una larga escalera. La aseguró bien contra la estantería y luego trepó en ella, quejándose entre paso y paso. Luego se estiró lo suficiente para alcanzar una caja grandota envuelta en papel madera.

Ante tanto suspenso la negrita comenzó su bailecito conocido por todos nosotros, trabando las piernas y moviéndose rítmicamente con el mantra para no hacerse pisss.

Pero expectante, sostenía con la mirada al señor vendedor, que había subido con tanta queja esa larguísima escalera, y que ahora haciendo malabares con la caja en la mano derecha y sosteniéndose a la escalera con la mano izquierda era como casi imposible que llegara entero al piso firme.

Pero llegó!!! Y negrita lo aplaudió!!! Y el vendedor sonrió y le dijo: "Mirá que cada día estás más simpática vos eh?"

Y negrita se sonrió ya con los incisivos blancos y parejos, porque los había cambiado hacía poquito...

Y dijo otra vez "Sip?". . . y se estiró para espiar lo que el señor comenzaba a desembalar sobre el mostrador.

- Cuánta tierra tiene esto!!!, dijo la niña... y luego siguió un... atchisss!.

- Si !, querida niña... si no hubiese venido alguien tan especial como tú, nunca hubiese subido a mover este paquete...

- Hace tanto tiempo que lo tengo guardado!

- Para qué lo guardaba señor?

- Para una mamá que nunca lo pudo recibir sabés....

- Ah... por eso está tan embalado, con tanto cuidado?

- Pues si! - dijo el señor y se concentró en tratar de hacer su trabajo sin levantar tanta tierra...

Luego del papel apareció una caja y con gran ceremonia sacó la tapa y la niña poniéndose en puntas de pie... miró y dijo sólamente un "hohoho!" y sonrió satisfecha...

Ante su vista a pareció un juego de toilette de cristal rosa ténue :
* Un alajero
* Un perfumero
* Dos frascos para guardar colonia.

Te gusta???, le preguntó el señor con cierta ansiedad en la voz.

Es tan hermoso, como si me hubiese escuchado Dios!... le aseguro señor!!! dijo negrita emocionadísima.

Bueno, entonces... ya tenés el regalo!!!

Pero cuánto cuesta? Esto debe ser muy caro!!! ehhh???

Vos cuanto tenés?..

Yo? Pues 12$ con 75 centavos. Es todo lo que pude ahorrar...

Bueno... haciendo un esfuerzo de mi parte... te lo puedo dar a ese precio.

Está seguro???

Si pero prometeme algo, negrita...

Si! Si puedo... con seguridad que se lo prometo! y yo cumplo ehh?

Te pido que en lo posible lo cuides mucho y aunque pase el tiempo tratá de no perderlo, ni siquiera en una mudanza, ni siguiera si te vas de viaje, ni siguiera si te volvés multimillonaria.... me lo prometés? Si?

No se preocupe señor, yo se lo prometo. Y también le prometo que mi mamá lo va a cuidar mucho y va a ser feliz de verlo sobre su cómoda!
Si señor! Prometido.... y le extendió la mano para sellar el trato.

Y el señor le preparó el paquete para regalo, mientras negrita iba a su casa a buscar las monedas que tenía todas en paquetitos separados para que no sea tan "bruto" el entregar el dinero en el momento de pagar.

Y cuando llegó el domingo a la mañana, el "Día de la Madre" (tercer domingo de octubre), la negrita fue por la puerta particular del señor del bazar-menaje y éste salió con el paquete y la ayudó a cruzar la calle.
-"No vaya a ser que se te caiga y se rompa todo". le dijo el buen hombre a la niña.

Y la madre de negrita, se volvió loca de alegría y le dió un abrazo grande y la negrita le hizo retumbar la cabeza con el beso ruidoso que le dio.

Y lo colocó sobre su cómoda moderna y brillosa.... y siempre que podía le miraba y lo limpiaba... y lo cuidaba muchísimo.

Y todos cuidaban que no se rompiera....

Y la vida pasó sobre la familia, y el tiempo pasó y la familia se fue achicando.... Y hoy en día la negrita ya grande, recuerda su promesa y sigue cuidándolo con amor, porque supo ya de grande que el señor que aceptó sus 12$ con 75 centavos, lo hizo para que la niña pudiese comprar lo que él había guardado tanto tiempo, porque no había llegado a tiempo para regalárselo a su madre. .....


En cuanto pueda sacarle una foto, la adjuntaré para que vean lo que les digo.... tiene el alajero arreglado después de un accidente y la goma y el fuelle del perfumero( que originalmente estaba recubierto de hilos de seda) el correr de los años los degradó hasta que no quedó nada.

Porque hoy es el día de la madre en Colombia, Ecuador y Venezuela, les dedico este cuento, envuelto en el recuerdo del aroma de "Flor de Durazno", que era el perfume que adoraba Doña Eloísa, y que tenía en su perfumero cada vez que una de sus hijas le regalaba un frasco.



.......

Mapa nuevo