martes, 14 de septiembre de 2010

DOÑA HIPOCRESÍA!


Antes de escribir sobre lo que tengo ganas.... quiero decir algo para luego no ser hipócrita.
He notado que cada vez son más frecuentes mis errores de escritura.
He notado que muchas veces cuando por alguna razón vuelvo a releer un texto... me encuentro con errores tales, que me dan ganas de dejar de escribir en lugar alguno al que tengan acceso personas que ni conozco.
Hace unos años que cuando me encontraba con uno de esos errores, de corazón me decía y les decía, que eran errores "de dedo"... y luego sonreía y muchas veces reía con ganas. Eso en aquellos tiempos...
Pero ahora ya esos tropiezos se deben a que algo está ocurriendo en mi.
Ahora en que mis olvidos de palabras, nombres, pérdidas de llaves y demás... se han hecho más manifiestos, es tiempo de reconocer que mis errores de ortografía no se deben a meros "errores de dedo o de distracciones temporarias".
Porque si bien mi escritura es sobre "caliente" y al correr de los dedos (tal como me satisface y alegra poder hacerlo, como buena dactilógrafa que he sido durante mis últimos 53 años de vida útil) es cada vez más seguido que cometo equivocaciones que al hallarlas me causan mucha tristeza.
Ustedes dirán que se puede utilizar el servicio de "corrección ortográfica", pero muchas palabras no son marcadas o no están bien ubicadas en la oración como a mi me hubiese gustado.
En fin... si siguiese adelante sin aceptar este impedimento y siguiese corrigiendo o dando disculpas por ello... sería muy hipócrita de mi parte.
A continuación voy a colocar la descripción de una imagen italiana que representa a Doña hipocresía.
"Se trata de la figura de una mujer pálida, cabeza inclinada hacia la izquierda y vestida de tela basta, con su frente cubierta por un velo. Tiene sus pies y piernas de lobo y en la mano un rosario y un devocionario, mientras deja caer una moneda para un mendigo cojo." (P.Sheetz)
Inconcientemente, por costumbre, por lo que nos han enseñado a hacer por "educación o buenas costumbres", estamos "obligados" a simular posturas o colocarnos las diferentes caretas que corresponden según las circunstancias... pero cuando uno toma conciencia de que está siendo hipócrita en ciertas posturas... debe cambiar. Por ejemplo: excusarse cuando comete errores y no reconocer que la causa está en una deficiencia que se encuentra en ella exclusivamente y no en otras personas o circunstancias no solamente es ser hipócrita sino que no va a solucionar su problema o al menos corregir su postura si está equivocada.
Por ello a partir de ahora tengo que determinar si seguiré escribiendo en el blog. exponiendo mi escritura con deficiencias, o simplemente lo haré para ejercicio y solamente para mi intimidad.
Pero ya el mundo está tan lleno de hipócritas que al menos es buena noticia el que a partir de hoy habrá una menos ejerciendo la hipocrecía.
Todos los días vemos que hay gente que es generosa pero con lo que no es de ellos.
Los vemos cuando se colocan la mejor hoja de higuera para tapar sus zonas erróneas o secretas para que pensemos que no son ellos sino alguien diferente.
Vemos lo mucho que se esfuerzan los humanos en disimular sus deficiencias por temor a ser expulsados del círculo al que quieren pertenecer.
¡O ustedes no conocen a más de uno, que para no ser acusado de discriminador, se preocupa en tener un judío, un homosexual, un negro, un indigente... entre sus conocidos-amigos?
Y ni entrar en describir a los sacerdotes (de cualquier religión) , a los políticos, a los feligreses...
todos obligados en muchos de los casos a vivir colocándose máscaras que ni los niños les creen que les correspondan o les calcen.
Qué ha pasado? Que a estas alturas tanto a ellos como a mi se nos ha caído la hoja de higuera.
Yo lo acepto y estoy agradecida ... pero ellos... cuando aceptarán a andar sin ellas?
Les dejo un gran cariño y espero haber sido lo suficientemente clara.
Y les dejo también un desafío: Hagan la prueba de sacarse la hoja de higuera y mostrarse tal cual son. Es arriesgado... pero vale la pena vivir de otra manera. Que cuál es esa manera? "Descomplicada" como dicen mis queridos hermanos colombianos.

4 comentarios:

abracadabra dijo...

Amiga querida, justamente lo que ud dice NO es hipocresía, cometer errores y admitirlos no es hopocresía, es tener valor y humildad, y si los errores que ud dice son causados por otros sistemas motores, mecánicos o funcionales menos que menos, no se preocupe por sus errores de ortografía o de dedo, quien quiera aleer su blog que lo haga sin criticar y no se complique su vida atribuyendo ahora dichoss casos a problemas de otro orden, tranquila y ánimo

chabela dijo...

Querida amiga:
Gracias por su visita y sus palabras.
Trataré de vivir más "descomplicada" y sin sentirme tan mal cuando me sorprenda un error que pueda ser subsanado. Pero te cuento que cada día me cuesta más escribir con confianza y por puro placer como lo hacía antes...
Veremos si es pasajero.
Para ti muchos abrazos.
Chabela

abracadabra dijo...

Por supuesto que puede hacerlo, simplemente lo hace desprevenidamente como lo hacía siempre, para ud, y para quienes la seguimos sin esperar nada especial solamente algo tan íntimo y encantador de una vida rica en anécdotas y dulces recuerdos, con vivencias ciertas sin adornos ni falsedades, sin maquillajes ni edulcorantes, es decir, esperamos leer laVIDA, ánimo amiga!!!

chabela dijo...

Gracias!!!

Valoro muchísimo tus palabras!!!

Si hay amigos que me seguirán a pesar de mis "problemas". y me entenderán así como vaya.... pues seguiremos intentando!

Abrazos
Chabela

Mapa nuevo