miércoles, 11 de mayo de 2011






Como honor al recuerdo de mi minifalda a cuadros y tablones,

a mis botas bien altas, mis sacones,

mis larga melena renegrida

y mis ojos bien marcados sobre labios blanqueados.
Como honor a ese tiempo en que las Mafaldas y Dieguitos recién comenzaba a asomarse

y todos los jóvenes éramos revolucionarios de alma.
En honor a la búsqueda del Arte, de la verdad, de lo importante.
En honor a la corta edad que juntaba experiencia y participaba en cuanta conversación discutida se formaba

en las mesas del bar de La Paz o cualquier otro….
En honor a esa edad que hoy parece lejana y cercana,

gracias a el recorrido del que acompañó ese tramo de la vida hermosa y tan vivida: Benedetti!!! El que cantaba lo que pensábamos.
A él, por él y por todos los de mi tiempo que ya no están

…y tal vez ya reunidos como ayer, en la mesa de un Bar del Infinito, compartiendo esperanzas y luchas de esperanzas por un mundo mejor…
Honor muy especial por ellos.

.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.



Cuando éramos niños
Mario Benedetti
_________________



Cuando éramos niños

los viejos tenían como treinta

un charco era un océano

la muerte lisa y llana

no existía.

.

luego cuando muchachos

los viejos eran gente de cuarenta

un estanque era un océano

la muerte solamenteuna palabra

.

ya cuando nos casamos

los ancianos estaban en los cincuenta

un lago era un océano

la muerte era la muerte

de los otros.

.

ahora veteranos

ya le dimos alcance a la verdad

el océano es por fin el océano

pero la muerte empieza a ser

la nuestra.


1 comentario:

abracadabra dijo...

Precioso poema y emotiva su presentación amiga !!!

Mapa nuevo