jueves, 12 de mayo de 2011

Mujer Helada


Una pregunta.
Una sola pregunta me congeló el alma.
¿Estás de mal humor?
Ese fue el conjunto de palabras que me recibieron en el despertar de esta mañana.
Y luego una explosión absurda, inconexa totalmente.

Y quedé congelada...
Después de haber pasado un cólico hepático de 24 horas, y andar apenas por la casa, extenuada y dolorida aún .... esa pregunta...

Y volví sobre mis días del ayer de nuevo.
Y recordé las tantas citas deslizadas a lo largo de mi vida, que trataron de que la mirara de otra manera:

- ¡Basta de pensar tanto en los demás, f'ijese en usted que la vida se va rápido amiga!
- ¡No seas estúpida amiga, aprende de lo que le pasó a otras.... vende y vive!
- ¡Libérate de ataduras inexistentes y trata de no crearte nuevas.
- ¡Ya cuidaste demasiado enfermo, criaste demasiado niño....
- ¡Descansa, despreocúpate, disfruta....

Y yo? Pues siempre:

*Mañana...
*No llegó el tiempo...
*Un esfuerzo más y ya termino...
*Debo pagar...
*Debo arreglar...
*Debo esperar....

Y en medio de ese seguir con mis despojos adelante, luchando por los otros...
Apareció la pregunta inesperada:

¿ESTAS DE MAL HUMOR???

¿Estás de mal humor esta mañana? Pues aguántate que te la has buscado!

Nada más que esta respuesta cabe y aunque helada y dolorida.... ¡levántate mujer y sigue....

No hay comentarios:

Mapa nuevo