sábado, 7 de enero de 2012

Sin ti...



Plantada.
Entre el cielo y la tierra.

Plantada.

Mis ojos perdidos en el celeste .
Mi alma torturada por el fuego eterno.
Mis manos aferradas al vacío.
Mis pies tratando de seguir tus huellas.

Cada flor te anuncia.
Cada pájaro te nombra.
Cada Estación un recuerdo.
Cada miedo te reclama.



Clamo por sumergirme en ti.
Temo no recordar más tu voz ni tus ideas.
Cada rincón de esta casa te levanta.
En cada hombre inteligente y bueno te reencuentro.

¿Para qué quedé yo y no tú?

¡Yo
pobre semilla!

¡Yo
que solo se de amar,
y sin remedio!

¡Yo
sola de ti,
pobre sustento...!

Frío y llama
De pie y derrumbada
En lo alto y la profundo
Y siguiendo sin ti...
Que poca cosa!

No hay comentarios:

Mapa nuevo