domingo, 5 de febrero de 2012

¡SOLTAR!

Así...
Como pequeños...
Acariciando rollitos...
Auyentando los males...
Apaciguando sus temores...
Sentirme la ciudadela infranqueable para el mal...
Así fue hasta hoy , casi sin pensarlo.
No me daba cuenta de que así procedía.
Pero hoy no más.
A soltar se ha dicho!
Pensar en mi respirar y mi conexión con el espíritu.
Ya crecieron y ellos tienen que seguir su vida.
No más acopio de problemas que resolver.
No más acopio de materiales para el mañana.
Lo mío ha de ser el hoy.
Lo de ellos es el futuro, peleándolo solos y compartiendo con quien quieran.
Ya se terminó el devanar la lana para tejer escarpines.
Ya se terminó la comida variada y a horario,
Ya se terminó el ayudar en las tareas y planchar la ropa para cada día.
Ya no va más.
Lo que pueda hacer porque está a mi mano, será porque puedo y porque quiero: no por obligación.
Se terminó la esclavitud de horarios y cancelar cuentas.
Todas las obligaciones que venían de otras vidas, se acabaron.
Cada cual con la suya y de la forma y hasta donde pueda y quiera.
Yo ya acabé de ayudar!
Ahora es mi turno de hacer lo que quiera y pueda....
Soltar!!!!
Y sin cargos!!!
Sí Señor!

No hay comentarios:

Mapa nuevo