domingo, 5 de agosto de 2012

Nuevamente el terror!



Ella temblaba bajo su piyama!
Ella quedó sintiendo que los fantasmas de un pasado lejano, retornaban!
Ella trastornada atendió y murmuró ....
Sus esfínteres se aflojaron. Su corazón quedó dando tumbos arrítmicos. Su mente convocó todos los recuerdos que enloquecidos danzaban en su interior...

Miedo?
Qué va!
Terror...
Terror que creyó  nunca volvería!

Ella nunca pudo olvidar el ruido de las botas, las corridas ruidosas, el olor que esparcían....

El olor del miedo es singular, pero lo que provoca el terror... es inigualable.

Ella dejó de razonar!
Nada escuchaba, más allá del paso de esas botas subiendo y bajando, yendo y viniendo...
No podía contestar, solamente balbuceaba...
Se sentó y sorbió un poco da agua y pidió permiso....
"- Puedo ir al baño?"
Y pasaron las semanas y ella sigue yendo al baño de continuo!
Y pasaron las semanas y ella sigue sin dormir, esperando el ruido del portazo y las pisadas...
Y pasaron las semanas y ella se ha vestido de terror e indefensa solamente espera... tal vez la ejecución injusta , pero ejecución al fin.

Terror y botas...
Botas y pisadas...
La intimidad violada...
Soledad, dolor y ... botas.
Volvió el silencio.
Volvió el aislarse.
Volvió lo que creyó que ya se había ido! Pero "eso"  que creyó olvidado... siempre había estado suspendido, muy temido.

"Eso que temía. Eso me aconteció." Libro de Job- La Biblia.

No hay comentarios:

Mapa nuevo