miércoles, 22 de julio de 2009

La primicia de unos labios.....


Cuenta la abuela en un cuento muy viejo y muy bueno que...
En una gran casa vivía una señora que nunca conoció novio!
Una señora que nunca nadie le había tomado siquiera la mano ni le había susurrado palabras lindas al oído.
Ella así se lamentaba!
Siempre se le oía:
*
"Qué triste es mi vida! Tan solitaria! "
"Que sola me encuentro en tran fría mansión.!"
"Moriré sin conocer una cita?"
"Me iré de este mundo sin saber lo que es que un hombre pronuncie mi nombre?"
"Cerraré mis ojos sin haber sentido el calor de otro cuerpo pegándose al mío?"
*
Pobre Laura! Pobrecita!
Una tarde cuando entre suspiro y suspiro se disponía a servir el té.....
Oh!!! al levantar la taza para dejar caer el hirviente líquido dorado dentro de ella.... se asomó un tímido ratóncillo.
*
"No grites ni me quemes!" - dijo el intruso
"Porqué crees que haré eso?" - contestó Laura..
*
Lejos de ello la señorita acercó su rostro al asustado ratón y le estudió con detenimiento.
¡Qué hizo Laura después?
Pues Laura soltó una larguísima y cristalina carcajada que llenó cada rincón de su grandísima y solitaria casona.
"De qué te ríes? De mi?" - preguntó curioso el ratón con una voz de pito y moviendo su hociquito....
"Es que eres comiquísimisimohermosillo"! - y Laura seguía riendo como nunca en su vida lo hizo...
"No te doy miedo ni repulsión?" - preguntó el ratoncito y esta vez se asomó mucho más por sobre el borde de la taza.
"No! qué voy a sentir semejante cosa! Todo lo contrario! Me pareces más que lindo y simpático! Además.... me diste la posibilidad de reir a carcajadas y me siento plenamente feliz y no se porqué!.... ¿Será por tí? ... Será que tú hiciste el milagro pequeño ratoncito?" - Preguntó Laura con un timbre de voz que nunca había salido de su boca...y le acarició la cabeza con la punta de su dedo."
"Hum... -dijo el ratoncito amigo-... Sabes una cosa?: Yo no te creo totalmente! - replicó con tono dudoso y moviendo sus largos bigotes.
"Mira - replicó Laura - si me dices tu nombre y te doy un beso me vas a creer?"
"Trato hecho. Mi nombre es Federico y me encantaría recibir un beso tuyo!"
Laura tomó al pequeño ratón en sus manos y..... CHUIC! con sus ojos cerrados le ofrendó su primer beso....
Y sus manos se vaciaron!
Ella abrió con susto sus ojos y allí estaba un señor apuesto que le miraba risueño.
-"Quién es usted?" - preguntó la señorita (entre asustada-sorprendida y complacida)
"Permítame presentarme mi nombre es Federico y usted ha roto mi hechizo y en este momento le entrego mi corazón "- respondió el gallardo caballero haciendo una reverencia.
-"Pe pe pero... Eso ocurre en los cuentos solamente! y porqué a mi?" - Pensaba en voz alta nuestra sorprendida Laura.
-"Es muy simple... una mala bruja me transformó en ratón porque no quise amarla y me dijo que solamente cuando una hermosa mujer me ofreciera su primer beso con labios castos y que fuese tan pura como un niño recien nacido... quedaría libre del cuerpo que ella me daba. Y cuando yo creía que moriría como ratón en las fauces de un gato o en una trampera hogareña... me presenté ante tí y todo lo demás ya lo conoces... "
- Y sin esperar más explicaciones Laura se arrojó en los brazos de Federico y juntos danzaron hasta el amanecer....
Y fueron felices!!!
Y cuando ella recordaba todas sus lágrimas y tristezas porque no había conocido el amor, reconoció que en los planes de Dios estaba ya escrito que su castidad salvaría al que sería su eterno enamorado.
Su casto amor y la primicia de sus labios le dio su perfecto amor!
*
*
Este cuento me lo relataba mi madre cuando me veía inquieta porque esperaba el amor y no llegaba...

1 comentario:

Sirod Ynnafets dijo...

buena historia... mucho mejor q la del sapo y la princesa... porq tiene otra enseñanza mas grande... ammm... ayayayyy!!! debo estar como Laura! aunq si he besado, pero digo de lo impaciente por tener a alguien a mi lado nuevamente y no cualkiera xD!

Mapa nuevo