sábado, 19 de septiembre de 2009

Serás lo que debas ser...




Desde muy niña sabía que quería ser: "Quería ser mamá"
Yo sabía que esa era mi meta suprema.
Desde que era pequeña escuché al doctor de la familia decir: "Esta niña va a ser una gran mamá!".
A partir de allí asumí eso como una divina sentencia.
Cuando crecí me eligió, ese mismo doctor, la carrera a seguir (bah... confirmó lo que yo pensaba).
Una vez más se dirigió a mi diciéndome: "Si quieres ser una gran mamá, una mamá completa, suponiendo que no debas trabajar, si estudias magisterio te va a dar lo necesario para ser una mujer básicamente instruida y te va a preparar para ser una buena compañera de tu marido y una formación maravillosa para comprender y educar a tus hijos....!"
Y así fue.

Entre muchas otras cosas que emprendí ( o arremetí) fui maestra, profesora de piano, alumna de inglés con escasos 6 años (cosa que por ello odié toda mi vida) y como siguiendo mi fiel designio.... llegué a ser mamá.

Abandoné todo!
Absolutamente todo!
Mi puesto en la empresa italiana que tanto me había costado conseguir y que tanto disfrutaba!
Mis amistades!
Mis salidas culturales, sociales, etc.

Cuando pude viajar por el mundo... tampoco lo hice porque... porque... no podía llevarlos conmigo y no quería dejarlos.

Así viví muchos años y hoy...

Hoy me pregunto cuánto tardé en volver a mirarlos con atención. (a ellos, a mis hijos).
Cuánto tiempo tuve mi mirada paseando por sueños, creyendo ver y no veía...?

Y hoy... Los observé y me encontré con dos hombres.

Y lo que más me asustó es darme cuenta que comparado con lo que yo creía que tenía a mi lado, son dos casi extraños.
Que gran parte de sus actividades, vivencias, y amistades.... no conozco.

Es que no son los niños, adolescentes o jovencitos a los que dedicándoles mi tiempo, mis esfuerzos y mi vida creí que había formado de tal o cual manera.
No! Estos hombres son otra cosa...
Y no son tan míos.
Y no son los queridos- conocidos- entrañables- míos!

Vivimos juntos, nos queremos, nos respetamos, nos ayudamos...
Pero ya no somos los mismos.
Y me di cuenta de golpe.
De golpe "me cayó la ficha", sin anestesia, sin preludio...
Y ya no soy lo que "tenía que ser", una gran mamá.
Y me sentí vacía...!

Y como para desdramatizar mis pensamientos, recordé como algo risueño la frase sanmartiniana que una y otra vez repetimos en los años de escuela:

"Serás lo que debas ser o sino no serás nada"

En esa época me parecía una frase bien hecha, fácil de repetir una y otra vez cuando nos referíamos al General San Martín, pero hoy le encontré un nuevo significado.

Porque me retumbó ese Serás lo que debas ser: yo crecí y me preparé toda la vida para ser mamá y trabajar de mamá .... ese era SER LO QUE DEBÍA SER.
Y sí! ahora comprendí lo que el general quiso decir.
Ahora comprendí la profundidad de cada una de las palabras de esa frase.

Mira:
Yo debía y quería ser una gran mamá. y a estas alturas es como que no llegué a serlo. Es más que si en algún momento lo fui ya no era.
Y si no soy lo que debería ser entonces...... no soy nada.
Ese es el sentimiento que me molestó todos estos días y me tenía en un sopor imposible de comprender.
Pero ahora sé: Nada = Vacío = cero energía = depresión.

Si ese era mis estado!
Ahora lo sé!

Y tanto andar buscando un porqué en mi vida, llegué a conocer también el porqué tanta depresión anda por el mundo como una mancha de aceite, fácilmente expandida por todos los pueblos y ciudades del planeta.

Es que muchos, por no decir todos, de los que tienen acceso a la información (cualquiera fuere) son bombardeados por los que tratan que desde muy pequeños tengan homogeneizados sus pensamientos y dirigirlos hacia un solo punto :
Consumir y consumir para ser feliz!
Si no puedo consumir no soy feliz!
Si no consumo todo lo que me imponen y no me lleno de todo lo "usable, portable o juntable."..
me siento vacío = nada = cero energía = depresión.

Es que en ese empacho de información y propaganda distraen la mente de la gente y no le dejan descubrir qué quieren ser en verdad... y allí retumban las palabras de esa frase que nuevamente revivió en mi mente:
Serás lo que debas ser o sino no serás nada....
Y hoy son pocos los que saben qué quieren ser.... no por conveniencia sino porque necesitan ser lo que quieren ser.

Se entendió? N0? Si?
Bueno al menos lo intenté.
Será que uno se jubila de madre?

-"Quelaparió " -diría mi amiga Mafalda porque no avisan?....

...






No hay comentarios:

Mapa nuevo