domingo, 11 de abril de 2010

¡Simplemente un Método...?




Serían los tiempos de l958.
Lugar Normal N*7 - Capital Federal - Buenos Aires - Argentina

Concurríamos en esos tiempos con todo lo que implicaba el "tener vocación". Nos exigían desde el físico, incluyendo estatura, hasta las tablas perfectas del delantal....

Eran otros tiempos en los que compartíamos los últimos años del Magisterio con mi hermana mayor.
Un sinfín de ilusiones, con toda la práctica requerida porque hacía años que mi hermana había formado una escuela particular de ayuda a los más retrasados.

Por esto último yo me pregunto porqué solamente me quedé con el nombre del Método y no averigüé más sobre su creador.
Para mi era solamente el Método Montessori. Y tal vez con el poco tiempo que quedaba en esos años de gran exigencia en las calificaciones y el correr para preparar las clases prácticas con sus concebidos materiales... no me detuve a saber más sobre quién lo había creado.
Más allá de Montessori...
Pues ahora sí lo se. Se que su nombre era María. María Montessori, una mujer con gran fuerza de voluntad y con una vocación arrolladora.
Cómo me hubiese servido conocer su biografía completa!
Porque ella sí que supo amar a los niños con ferviente pasión.
Porque ella más que científica, médica, psiquiatra, filósofa y devota católica.... fue una gran educadora, enamorada y apasionada por los niños que eran discriminados por sus dificultades para el aprendizaje.

Ella supo luchar por los niños de todo el mundo, con sus Tesis y Métodos que revolucionaron la enseñanza.

Pero ella no supo luchar como madre soltera y enfrentar a la sociedad y quedarse con su hijo. Ella no abandonó a los miles de niños que la necesitaban y durante muchísimos años fue María para su verdadero hijo. La doctora María!

Cuánto dolor llevó en su corazón pero cuánto coraje encerraba esa mujer en su mente y cuerpo!

Señorita María Montessori, mire cuánto tiempo pasó en mi vida antes de poder decirle gracias por todo lo que dejó como legado para las maestras que vinieron después de Usted.

Si yo hubiese tenido la décima parte de su fortaleza, hubiese seguido ejerciendo la docencia a pesar de todas las trabas por las que debíamos pasar en aquellas épocas... entre las más comunes trabajar cobrando una miseria y diferido en fechas lejanas....

Pobre de la que debía ganar un sustento!

Y yo al igual que muchas compañeras, a pesar de nuestra vocación fuimos dejando trozos de ella por el camino y lo aprendido lo volcamos en la familia con los hijos, o enseñando en lugares privados.

Pero la creadora del Método Montessori.... me acompañó durante todos estos años.



.

No hay comentarios:

Mapa nuevo