lunes, 16 de marzo de 2009

Hoy soñé...



Hoy soñé...
mejor dicho recordé el sueño de mi noche agitada.
En el sueño veía grandes canastas llenas de comida, de sana comida... de apetecible comida. Y a sus costados, en orden, serenamente... descansando tranquila y segura... toda la humanidad.Cada cual con su canasta rebosante!!!!!!!!!

Y en cuando abrí mis ojos, todavía sonriente y satisfecha... sin haber despertado totalmente. Conservando aún el estado de vigila... miré por mi ventana una lluvia de estrellas que presurosas se alejaban para dar lugar a la luz de la mañana.

No pude quedarme con esa sensación.
No pude seguir paladeando aunque sea en un sueño lo que tanto queremos que suceda en el mundo...

Devanando los hilos de miles de utopías que coleccionó mi alma de poeta... fuí sembrando de hilachas la alfombra de mi cuarto. Húmedas las mismas por gotas de mi llanto.

Y me quedé aturdida y con una especie de odio que me ahogaba y oprimía el pecho...
Y me sentí frustrada y lo peor de todo miserable por albergar semejante sentimiento.... y entonces en ese instante un ángel llega....

Me mira cariñoso, y mientras repetía:
" ¡¿Qué es el odio sino un amor cruelmente herido?!" ... presuroso se dispone a limpiar la casa de hilachas empapadas....

"!No te preocupes .. nada va a quedar de todo esto... tu odio es amor... no te maltrates.!"

Concluyó su trabajo y desapareció.

No hay comentarios:

Mapa nuevo