miércoles, 4 de noviembre de 2009

EL 98 es mucho más que un número




El número 98 es mucho más que un número... por el contenido que él encierra podría decirse que contiene en si mismo todo el sol de la esperanza de una nueva vida.

Toda la luz de el renovar fuerzas para seguir con otras búsquedas...

Toda la luz para seguir por caminos por demás oscuros, cortados, escabrosos buscando a los que faltan de ese lugar que es el suyo y que la maldad más absoluta y la perversión de unos cuantos le negó.

Podríamos comenzar con : Había una vez...

En un hogar ubicado en San Antonio de Padua, Provincia de Buenos Aires, Argentina, hace muchos años... para ser más exactos un 17 de Octubre de l979... fue raptada una joven Marcela Molfino y su compañero Guillermo Amarilla. Ambos desaparecieron en es maldita época, la de la Represión Militar.

Ellos pertenecían a la agrupación Montoneros... desaparecidos ...

Se cree que primero estuvieron en la ESMA y que luego fueron llevados a Campo de Mayo.

Por otro lado, en otro hogar compuesto por una señora que estaba impedida de procrear y un señor que pertenecía al personal del ejército argentino, unos meses después entraba una bebé...

Ese niño creció bajo la mentira de que "esos" eran sus padres... pasaron los años... muchos años... y el bebé se transformó en un hombre que portaba la gran carga de angustia porque sentía mil dudas en su alma, muchísimas dudas de las historias que le contaban "sus familiares".

Cuando el sumó: la imposibilidad de tener familia de la supuesta madre y el puesto que tenía su padre en el ejército y que su nacimiento figuraba como ocurrido en un hospital de Campo de Mayo... se dirigió al CONADI, el día 13 de Dic. de 2007, pidiendo esclarecer su origen.

El ADN dio como resultado que en verdad él era el hijo de esa mujer que cuando fue raptada presumen que ni siquiera ella sabía que ya llevaba la vida en su vientre.

Su familia compuesta por tres hermanos Mauricio, Joaquín e Ignacio y las dos ramas tanto los Molfino como los Amarilla... todos sorprendidísimos y contentos de recibir al que no sabían de su existencia pero que les había encontrado.

Por ello el número 98, que es el número que le corresponde por orden de encuentro de nietos, es más que un número, es una luz que surge de la oscuridad de la mentira y la muerte.

Recuperando la identidad!!!

Bienvenido a tu nueva vida en donde junto con tu verdadera familia, rodeado de tus hermanos, de tus tíos... irás tomando de a uno los trozos del rompecabezas de tu verdadera vida robada... Conocerás cómo eran tus verdaeros padres... cómo son tus hermanos... y aprenderás a vivir tu nueva y verdadera vida.

Que sea feliz y larga tu vida, y que puedas gozarla plenamente luego de que te serenes después de semejante shock







--

No hay comentarios:

Mapa nuevo