miércoles, 11 de noviembre de 2009

No me atrevo... no puedo ...



¿Te acordás mi amigo, cuando hace unos años juntos nos reíamos juagando en el jardín.?
¡Parecía que nunca pasaría el tiempo!
Que seguiríamos riendo hasta que llegue el fin.
Pero ahora, querido amigo, mis noches en vela... mientras te miro y te hablo...
¡Eso si que resulta eterno!
¡La despedida es larga!
¿Cómo haremos para vivir sin ti?
¿Cómo seguirán mis días vacíos sin tu compañía?
¡En tu ausencia te harás más presente!
Tu ausencia se transformará presencia, en lo que me resta por estar aquí ....
¡En cada uno de nuestra familia eres tan necesario y querido corazón nuestro!
¡Nuestro querido Fidel!
¡Narizota de fresón!
Flequillo y barba personalísimos...
¡Ojos de azabache, llenos de luz, inteligencia y amor!
Manojo de amor y de ternuras....
Ya viejito amigo...
¡Comenzaste a sufrir y no lo aguanto!
Oirte llorar ya no lo resisto!
El que me busques sin verme...
El que te orientes sin oirme....
El que tropieces con las cosas...
El que vivas pegado a mis piernas para sentirte seguro y ...
La decisión dolorosa se presentó en estos días.
¿Lo dormiremos?
Ya casi... lo hablamos... ya casi era un sí....
Pero no... no pude!
No puedo...
No me atrevo...
Hoy caminó mejor, no se cayó tanto.... y entonces....
Seguiremos juntos otro tramo más. Hasta donde Dios permita y si El así lo dispone...
Que sea El el que te duerma y te lleve.
Mi querido amigo!
Mi dulce compañero!
Mi leal y fiel cuidador !
El que tiene mi corazón, el corazón completo...

1 comentario:

Julibelula dijo...

Se me aguaron los ojos... Yo ya me he despedido de dos y acabo de adoptar otra... La decisión es muy difícil de tomar, pero en honor al amor que te ha dado y en respeto a él, deberías ayudarle a descansar.
Un abrazo grande. Mucha fuerza.

Mapa nuevo