miércoles, 14 de julio de 2010

Madre Patria? Madre Patria!...

Quiero con todo dolor y renovadas sorpresas, publicar el rostro y las declaraciones de lo ocurrido a una señora de 88 años, que desde argentina iba a saludar a sus familiares.

No quiero agregar nada más que lo que demuestra la imagen de esta anciana y lo publicado por el diario del día.

Lamentablemente una vez más tratados injustamente como delincuentes, y sufrir maltrato moral, psíquico y físico. (pues con esa edad sufrir semejante escarnio y despues del cansancio de un viaje estar retenida durante horas... es más que tortura física)

.


Maltrato en Madrid: rechazan a una argentina de 88 años
14/07/10 La demoraron siete horas en Barajas y la deportaron sin que viera a su familia.
PorJuan Carlos Algañaraz Madrid. Corresponsal.
Más información
Controles más severos para poder ingresar
“Nos trataron como a delincuentes”
+ Noticias
Etiquetas
,

La ciudadana argentina Ada Ghiara de Rodríguez, de 88 años, fue rechazada por las autoridades de inmigración española y devuelta en el mismo avión que había llegado a Buenos Aires. El insólito suceso tuvo lugar el 6 de julio cuando la mujer, a quien acompañaba Leonor, una de sus hijas, llegó como lo viene haciendo hace treinta años a Barajas. El caso se conoció luego de que su hijo, el periodista hispano argentino Hugo Rodríguez, publicara un dramático relato sobre las circunstancias humillantes de la detención y expulsión de su madre.
La mujer quería visitar en Málaga, Andalucía, a sus hijos Hugo y Estela, y a sus seis nietos, todos españoles. Cuando llegó en un vuelo de Aerolíneas Argentinas, su hija Lucía Rodríguez, abogada de 62 años, requirió una silla de rueda para trasladarse. Entonces las llevaron a una sala, donde un policía les pidió los pasajes y el dinero, 63 euros por día, para entrar como turista con un plazo de 90 días renovable . “Yo iba a pasar cinco meses en España y mi hija uno. Llevábamos casi tres mil euros más tarjetas de crédito. Pero le explicamos que íbamos a vivir en casas de familia y por lo tanto no íbamos a gastar en hotel”, precisó Ada a DyN. “Pero el policía no me dejaba hablar y me dijo: ‘Si Usted viene hace 30 años a España a ver a sus hijos, pues entonces ha vivido 15 años acá y representó gastos para el fisco español’ y se fue ”.
Ada y su hija no pudieron abrazar a sus familiares, a los que sólo les fue autorizado hacerle una llamada telefónica. Después de siete horas de penosa espera, la señora de 88 años recibió un papel sin firma alguna en donde se le comunicaba la “Denegatoria de Entrada en la Frontera”. Con otros cinco argentinos también rechazados, tuvo que embarcar en el mismo avión de Aerolíneas Argentina que la había traído a Madrid.
“Pensar que yo como maestra y nieta de una abuela española repetí a mis alumnos aquello de la Madre Patria y ahora España nos trata peor que a delincuentes”, dijo.
La señora Chiara de Rodríguez, viuda de un oficial de la Armada, escribió una carta al presidente del gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, donde le explica las dolorosas circunstancias de su rechazo. “Imagínese usted mi dolor, no haber podido ni dar un abrazo a mis hijos, tratadas como delincuentes, cuando íbamos con nuestros corazones llenos de cariño por ver a nuestros familiares, a la gran cantidad de amigos, con los cuales compartimos cariño y amistad”.
El dirigente Lois Pérez Leira, coordinador del Movimiento Argentinos en el Exterior, declaró a Clarín que “repudia la actitud de las autoridades españolas ante la expulsión de la anciana argentina de 88 años.
Como es de comprender esta abuela argentina no tenía como objetivo ser una inmigrante ilegal para quedarse a trabajar . Tanto a ella como a su familia les movía el solo deseo de poder visitar durante una temporada a sus seres queridos”, señala. Pérez Leira también informó a Clarín que le envió una nota a Adolfo Pérez Esquivel, Premio Nobel de la Paz, destacando la “preocupación y consternación con que recibimos la noticia de la expulsión de una argentina de 88 años. Siempre es indignante que el gobierno actúe de esa forma, olvidan que la Argentina siempre recibió a los inmigrantes españoles con los brazos abiertos”. Perez Esquivel solicitó a Perez Leira que haga llegar a las autoridades españolas y a Rodríguez Zapatero su protesta.
* Nota mía: Y nos duele a los argentinos porque no estamos acostumbrados a estos tratos. Pensar que en nuestro país, de fronteras abiertas, todo el mundo entra y es bienvenido....!!!!

No hay comentarios:

Mapa nuevo