domingo, 18 de octubre de 2009

17 de OCTUBRE

..

Era el mes de Octubre, un día 17 cuando el Pueblo de Buenos Aires, supo, se enteró que a su Líder Juan Domingo Perón, lo habían detenido.

Qué pasó?

Que ese coronel, fue el único que se acercó al pueblo a saber qué era lo que necesitaban, a enseñarles a que debían se respetados, a que el trabajo era dignidad y la dignidad se daba con trabajo no esclavo y con salarios dignos....

Y fue así cómo lo sintieron suyo, y reconocieron en él a su líder.
Y quién puede tocar el líder de cualquier grupo sin que éste reclame?
Y el grupo era un gran grupo, formado por todos los trabajadores del país.... y ellos fueron a buscarlo y sacarlo libre!
Cuando se enteraron los que le tenían detenido, de que en gruesas columnas, bien formadas por apretados hombres y mujeres venían por todas partes y que tenían como fin llegar a la casa de gobierno y pedir la libertad de Perón.... pues levantaron el puente por el cual podían acceder la gente de la provincia....
Pero todo era en vano.
La gente comenzó a cruzar el Riachuelo en botes, algunos hasta a nado... para arribar de cualquier manera a la Plaza de Mayo....
Caminaron mucho! Vaya si caminaron!

Y llegaron y no se fueron de la plaza.
Y allí, los pobres, los desposeídos, los explotados, los cabecitas negras, se sacaron los sacos y quedando en camisas se ganaron el mote de "descamisados".

Algo más iba a suceder!
Es que con los pies doloridos, se sacaron los zapatos y "metieron las patas en la fuente"!
Y lo digo así porque para la oligarquía porteña, los pobres tenían patas como animales de trabajo y no pies como hombres obreros....

Por ello, aunque un poco tarde, recuerdo ese 17 de Octubre que les abrió la cabeza a los obreros y les enseñó que ellos tenían derechos, y entre esos derechos estaba el de hacer estudiar a sus hijos y poder aspirar a formar la tan mencionada Clase Media.

Y en honor a esa recordada fecha, publico estas dos fotografías antiguas. Una en la que se ve cómo la gente se dirigía a la plaza (en cualquier aniversario de cualquier año era igual) y cómo buscaron de refrescarse un tanto, después de tanto caminar.

Como diría un oligarca: "Con las patas en la fuente"....


Recordaba el escritor LEOPOLDO MARECHAL, como vivió el 17 de Octubre de l945, decia:

“Era muy de mañana....El coronel Perón había sido traído ya desde Martín García, donde estaba detenido.
Había renunciado al cargo de Vice presidente, Ministro de guerra y a la Secretaria de Trabajo y Previsión, por la presión del Ejército.
Mi domicilio era este mismo de la calle Rivadavia.
De pronto me llegó desde el oeste un rumor como de multitudes que avanzaban gritando y cantando por la calle Rivadavia: el rumor fue creciendo y agigantándose, hasta que reconocí primero la música de una canción popular y en seguida su letra: “Yo te daré, te daré, Patria hermosa, te daré una cosa, una cosa que empieza con P, ¡Peróooon!.
Y aquel “Perón” retumbaba periódicamente como un cañonazo.....
Me vestí apresuradamente, bajé a la calle y me uní a la multitud que avanzaba rumbo a la Plaza de Mayo.
Vi, reconocí y amé a los miles de rostros que la integraban: no había rencor en ellos, sino la alegría de salir a la visibilidad en reclamo de su líder.
Era la Argentina “invisible” que algunos habían anunciado literariamente, sin conocer ni amar sus millones de caras concretas y que no bien las conocieron les dieron la espalda.
Desde aquellas horas me hice peronista.......”


En la fuente de la Plaza de Mayo ese 17 de octubre... un descanso merecido en medio de la larga espera. Hombres y mujeres buscaron refrescarse por igual.

No hay comentarios:

Mapa nuevo