jueves, 8 de octubre de 2009

BREVE RETORNO






Uno, dos y tres


Cuatro, cinco y seis


.................................


Veinte pasos, veinte escalones.


Trémulo la esperaba en el descanso superior.


La quería volver a ver a contemplarle.


Pero no era ella, era una abuela.


¡No era su amada!...





Esperaba tembloroso descubrir su cabellera oscura, oscura como noche de luna nueva, su fina cintura, sus piernas torneadas y ágiles.





Quería volver a ver cómo tiraba hacia atrás su negro pelo con suma gracia, cuando se reía de sus ingeniosos cuentos.





Pensaba: " Cuando pase a mi lado y ladeando su cabeza me mire de reojo, enloqueceré nuevamente!"





Y siguió su espera....





Y fue por mucho tiempo que la esperó en vano.


Ella no llegó... solamente volvió a descender con pesado paso , esa señora mayor semejante a su suegra.





Un ángel surgió desde lo alto de la escalera y acercándose al que esperaba le dijo:


-"Vamos ya tienes que volver! Tú ya la viste!"...





-"¿Cómo? preguntó el señor, ¡eso no es cierto! La esperé durante largo tiempo pero ella no ha venido!"





-"¡Si !, le retrucó el ángel. Pasaron 30 años desde que partiste y la que pasó a tu lado era tu amada."





Y el fantasma sin más que hacer, se alejó perplejo.

No hay comentarios:

Mapa nuevo