sábado, 6 de febrero de 2010

Quisiera ser mosca....


Hoy Buenos Aires amaneció con llovizna y plomizo...



Me gustan los días en donde el sol es solamente un tanto de luz pareja que pasa a través del cortinado espeso que le fabrican las nubes.

Todo tiene un tono sepia.

Nada hiere los ojos, y todas las fotos me salen buenas....jaja.

Luz parejita... parejita... dan alivio a mi alma... la tranquilizan....

Salí al jardín, pensando de esa manera.... y observé que ¡oh!!!... tenía visitantes!
Visitantes que hoy en día con tanta polución se transforman en un caso un tanto raro!

Visitando mi planta de mimosa, en donde ocurren tantas cosas.... había mariposas... grandes, naranjas con pintas color plateadas... y quedé maravillada....

Me quedé, como siempre hago para no espantar a las visitas... , quietecita y pensando, mientras mi corazón y mi alma se llenaban de gozo...

Gozo muy parecido a la esperanza.
Esperanza en que a pesar de todo el daño que le hacemos al ecosistema, todavía la vida continúa esforzándose en seguir con la cadena que el Tata Dios le ha asignado.

Entonces recordé cuando mi hijo Pablo no dejó que eliminara el gusano que estaba comiendo las hojas de mis plantas... porque tal vez... algunos de ellos fuesen los que se transformaron en esas bellas mariposas que antes de partir me regalaron un ballet de color y de gracia.

Recordé también una historia... que voy a tratar de contarles ...

Hace tiempo, en mi entorno se decía: Me gustaría o quisiera ser mosca... para.... (y generalmente nos referíamos a poder estar espiando o participando de algo sin que nadie nos viera).

Bueno, esta historia cuenta lo que comenzó con una conversación íntima entre una hija, ya mayor y su madre anciana. Y de esa conversacón partió una promesa.

La hija, era la mayor de cinco hijos, y por ser la mayor siempre se había hecho cargo de ser la ayuda idónea de su madre en todos los acontecimientos de la vida de familia. Por esa razón fue la que renunció a vivir su propia vida. Siempre atenta a su madre y sus hermanos.
Siempre junto a su madre, hasta ese día en el que reparó que poco tiempo más sería su compañera, que su madre ya estaba apunto de partir.
Entonces le dijo "mama, qué va a ser de mi cuando no estés?... ¡cómo voy a saber que estás bien?"
La madre, siempre dulce ... le prometió: "Hija siempre voy a estar con ustedes. No te preocupes. Aunque sea como mosca o mariposa.... yo te visitaré cada vez que me necesites o me recuerdes"

La madre falleció, y la lloramos mucho!

Lo maravilloso fue que la primera noche de fin de año, después de su partida, mientras su hija lavaba la vajilla, entró una mosca por la ventana y se posó en el borde de la misma y parecía observarla....
Ella, la hija, recordó la promesa de su madre y le preguntó "mama, sos vos".... la mosca levantó vuelo, la rodeó, varias veces, se posó en la ventana y fue a perderse en la noche.

La hija, me contó lo sucedido y me dijo:
-"¿ Te parece que estoy loca, que fabulo o es verdad?"
-Yo le contesté:"Por lo que sea a ti te hizo feliz y te dio paz ... entonces te digo que lo que sucedió en tu corazón es lo que en realidad pasó."

Lo que siempre nos asombró a las dos fue que:

- En casi todos los acontecimientos familiares, siempre a ella o a mi, se nos aparecía o mosca, o polilla o mariposa.... que por su color o por su actitud nos hacía suponer que "ella" estaba presente.

*

Yo le amé.
Recuerdo de ella, su voz, su perfume, sus gestos, sus manos, sus vestidos, sus cuentos, sus consejos y sentencias. Pero por sobre todas las cosas su alma generosa!
Por ello esto de las mariposas en medio de la polución que desde hace años no ha permitido la presencia de una mariposa sobre la ciudad... me ha hecho pensar en que Catalina nuevamente me ha visitado, sobre todo en tiempos en que hay problemas que resolver en la familia.
*
Es como si ella me dijera: "Negrita, todo está bien, yo estoy haciendo que los tiempos se cumplan sin que les falte el consuelo y la tranquilidad.!"
*
Por ello hoy es un día especial...
Por ello el que una mariposa especial, la más grande se quedara en la reja de la cocina acompañándome durante todo el preparativo de el almuerzo y la limpieza de los cacharros...para mi suena a milagro.

Esto también ... es un cuento ... y una historia verdadera....

Que tengan un muy buen " finde."...

Les quiero!

No hay comentarios:

Mapa nuevo