viernes, 30 de enero de 2009

Brillantes del Cielo

Comenzó la lluvia sobre Buenos Aires.
Mis plantas contentas adornan sus hojas con mágicas joyas.
Brillanes del Cielo , se tornan collares y aretes.
Algunas, entre rama y rama, utilizando la tela de araña o alguna brizna... arman sus rosarios.

Espero que sean intensas las lluvias que lleguen al campo y no mansa como la que embellece mis plantas.

Que en el campo las grietas se junten luego de saciarse...

Las vacas y cerdos y también caballos... chapoteen agua! Que sean bautizados todos!

Que reverdezca la pampa . Ya basta de pardos... que sean esmeraldas y oros los que brinde el campo...

Que es un poco tarde?

No importa! Si es que llega hoy... pues hoy es el día dispuesto por Dios!

Qué lindo se pone el jardín cuando llueve!

Y yo, no hago nada...

No cocino, no plancho, no lavo, no escucho... solamente la lluvia trabaja en mi casa.

Ella canta, diseña, lava... hasta al mismo Felipe, mi sapo, le toca bañarse!

Yo sueño y contemplo!

Un sol caprichoso comienza asomarse... los prismas formados como de cristal, entre hoja y hoja, muestran universos llenos de arcoiris.

Me llena lo fresco del verde y la nada del mundo!

Estoy sola y contenta! Tan sólo descanso!

....

No hay comentarios:

Mapa nuevo