miércoles, 7 de enero de 2009

Una historia más...



Boquita apretada.
En el día más caluroso en Buenos Aires venía tironeando de un carro que le triplicaba en largo y no se cuánto en peso...
Su pelo largo, pero de vez en cuando ostentaba tal rigidez, que se escapaban grupos de ellos y se despedían de su "moño" , tomando destino propio.
Por esa mezcla de tierra y transpiración se les hacía posible mantenerse enhiestos a pesar de la leve brisa de aire caliente que, viniendo del norte le pegaba en el rostro.

Desde sus sienes descendían gotas como caldo negro que dejando surcos iban buscando colarse en sus pequeñas orejas y las más osadas llegaban hasta el collar de tres vueltas que se había formado en el cuello de la niña.

La remera de unos talles más chicos de lo que debería, le apretaban el busto, hasta parecer que el mismo iba a saltar por su escote como buscando una cornisa para exhibirse o para llegar al suicido.

Se podía ver su cintura, justa para despertar el deseo de abrazar por un enamorado.

Suspiré aliviada: "Al menos no parece embarazada"... me dije.

No pensé eso por pura imaginación o por creer que sin ecuanon , toda joven cartonera debe tener un embarazo desde "niña-mujer".

Eso se debe a que conozco a su madre hace más de 20 años y que la misma cada año volvía a mi puerta, con el último niño en brazos y con su vientre con otra promesa en ciernes.

Bajé la mirada, mientras daba un paso adelante buscando el asfalto, con mucho cuidado sintiendo que mis zandalias se iban a fundir en una en el alquitranado de la calle...
En ese descubrí los pies de la adolescente: pequeños, sucios.... descalzos!

Quedé quieta.
En vez de cruzar le di paso...
Ella, a pesar de su esfuerzo, me sonrió al pasar cerca mío y una perlitas diminutas de transpiración, brillaron formando un bigote sobre sus labios rosados...
Y vi que la niña-mujer tenía una hermosa luz en sus ojos azules, inmensos, esperanzadores....

"Está enamorada!!!" me dije, y le sonreí.

Y en forma inmediata recordé a otra jovencita, que cartoneando también, estaba
a pocas cuadras de mi casa.... y pasó alguien que descubrió su belleza angelical...

Le entregó una tarjeta y luego se dieron otras causalidades... la madre le dejó, ella se animó, también se esforzó...

Y ya es una modelo maravillosa, está por filmar su historia...

Ella pasó a ser simplemente Daniela... la cartonera ahora la modelo.

Aquí le pongo una fotografía, no actual, sino el antes y el después de esta niña...
Fotografía que pertenece a...Daniel Cichero.

Una confesión de Daniela: lo que más les costó fue curar sus manos. Estas estaban tan heridas y dañadas por su trabajo que daban pena realmente....



1 comentario:

joshua dijo...

Glad I've found your blog, one of the very best of the kind.
Have a blossom blessing from this blogger's heart!
And if you do drop by at mine, I sure hope you at least blogbang me
by watching my french creativitees from beginning to end
and mind my paypal donate boton for milk and nappy-diapers.
What's two or three bucks or euros to you?
Do note it means my salvation for I am desperate for survival
and that close to die from dispare and misery.

I realy need your help badly and your help is that simple, but then
we all need eachother one way or another sooner or later.
And you can allways count on me and my big hurted heart.
Scratch my back and I'll scratch yours in a Mystical
and Misterious Way, oh blessed one!

[Up to now ZERO is what I've got! Everybody is frightned
to be fooled by giving or I'm nothing but a dum ass by begging.
Yet is that so hard do give two dollars or euros or pounds away
helping someone unemployed and utterly poor?!].

PALAVROSSAVRVS REX

Mapa nuevo