miércoles, 28 de enero de 2009

Parece que no soy la única verdad?


Mi queridísima hermanamiga del alma y siempre ligada a los blogs...
siempre atenta, gentil y generosa, envió lo siguiente, pues lo consideró que iba en concordancia con lo publicado en estos dos últimos días en mi blog..


"J. M. - Medellín Publicado el 28 de enero de 2009

"EL CASO LINDA GIBBONS.


"-Linda Gibbons es una diminuta abuela canadiense, pesa menos de 50 kg, que ha pasado 75 meses en la cárcel en los últimos 14 años, y cualquiera piensa que es una peligrosa delincuente, pero su delito consiste en pararse en silencio frente a una clínica abortista con pancartas inofensivas con mensajes como: "¿Por qué, mamá? Si tengo mucho amor que dar".

"En Canadá la libertad de expresión tiene cosas curiosas, como comenta Nigel Hannaford en Calgary Herald (4-10-2008): "Si Gibbons fuera una sindicalista que participara en una huelga, podría gritar como quisiera. En este país, la policía se mantiene a distancia aunque rompan los cristales a los camioneros. Entonces, ¿dónde está el problema si una mujer se dirige a otra que va a una clínica abortista? (?) Dada la sangrienta realidad del aborto, preguntar a alguien si realmente sabe lo que va a hacer, parece justo". De hecho, una niña que ahora tiene 3 años, está viva gracias a que su madre fue abordada por Linda cuando iba a abortar?


Gracias María por tu contribución con este escrito de J.M. de Medellín...


Al menos me demostrás una vez más que las ideas que salen del alma y del corazón , dichas más o menos correctamente, no salen desde el cerebro sino una vez más siento que el Espíritu Universal nos llama a la conciencia , entre otras formas, de esta manera...

Nos lleva a escribir, a compartir, sin saber porqué, pensando que es casualidad... un mismo tema!


Gracias a Dios que somos muchos, aunque no nos conocemos, los que podemos colocar por medio de la magia de la tecnología una idea en estas maravillosas ventanas, como un mosquito en el lomo de un buey, que aunque pequeño se hace sentir....


Saben algo?

No tengo nietos sanguíneos...

Pero por haber protestado a tiempo, por haber ayudado a la madre soltera... tengo un racimo de ellos por todo el mundo...


Y así como para los jóvenes del mundo que pasan por La Casa... soy Doña Elo... para mis niños, ya muchos adolescentes... son la Ababu... y lo pronuncian con dulzura, con amor y con respeto...


Y con ello tengo más que suficiente...

Las madres compartieron conmigo los primeros tiempos de vida de sus niños...

Fue así que me di el gran gustazo de acunar bebés recién nacidos y estimularlos y jugar.. tal como lo hace una abuela... Disfrutar y disfrutar y seguir disfrutando...


Hoy en día?

Son la sangre joven que me visitan... que me ayudan con su compañía... que me acompañan a caminar para que me sienta más segura...


Es así... la vida es maravillosa en sus devoluciones!
Por eso hay que saber seleccionar las semillas que sembramos!

No hay comentarios:

Mapa nuevo