domingo, 6 de marzo de 2011

Una gota de agua y un toque oriental!


Igual que una gota pendiente, reflejando su entorno y transformándolo en "lo mejor" para cada uno.

Con su toque oriental en el rostro, su sonrisa tímida y bella, su voz suave.
Lo más parecido a un gorrión, yo diría.
Así conocí a Teresita.

¿Te acordás hermana?
¿Te acordás los tiempos en que yo tenía una dulce y gran carga para llevar adelante?
Eran mi madre, dos hijos, y siete niños que Dios puso en mi camino y no me pude negar.
¿Nueve niños en la casa?....
¡Sí!

Hasta que una mañana... estirando el peso que ya no tenía... apareciste como de la nada y solamente prestaste atención a lo que yo hacía.
Negociaba el precio de un jabón y un poco de "lavandina".

Así como eres... sin "robar el tiempo"... "con pocas palabras"... dijiste: "Te acompaño a casa"... y cuando te ibas dejaste en mi mano un billete, tal vez fuese el último que tú poseías.

Pero yo recuerdo siempre a esas dos mujeres compartiendo al Padre, hablando del Hijo, rogando al Espiritu, por todas las cosas. Las recuerdo siempre y te tengo presente. Porque este simple hecho te pinta completa.

Mi querida hermana en Cristo!
Yo le pido al Padre que este último peldaño fuerte que debes salvar, no te tumbe tanto!
Yo le pido al Padre que en poquitos días podamos juntarnos y nuevamente volver a gozarnos de estar en Sus Brazos!
Contar testimonios... y que este último , por el que daremos gracias, sirva para que otros se animen a esperar la dicha del triunfo final...

Teresita!
Mi alma está clamando por ti hermana mía!
Un poquito más y serás libre totalmente del mal que te importunaba!
Un poquito más y nuevamente peinarás tu pelo, nuevamente te moverás con fuerzas. Tú, a pesar de tu apariencia frágil eres muy fuerte amiga mía... porque el que habita en es poderoso.
Porque el que hace que cada día amanezca, el Rey del Universo, te sostiene con Su Amor, Su Fuerza y su Esperanza .

Teresita!
En mi vida fuiste como una gota de agua pendiente...
Cambiabas el día cuando aparecías.
Transformabas el entorno reflejando lo bello solamente.
Amortiguaste la Sed, cuando ella había.

Sé querida mía, que tienes a veces dudas y temores. Pues eso es porque no eres soberbia. Y la fe del que duda en parte, es la Fe verdadera. Porque es la Fe del que piensa, y busca y sigue buscando en la Palabra ese Algo Más que nos hace diferentes al momento de responder las dudas del mundo.
Quién no duda?
A veces dudamos es verdad.
Pero no de la Existencia de Dios, ni de Su Palabra, ni de la Salvación por Cristo Jesús.... sino de nuestro entendimiento o interpretación de lo que el Padre nos dice, o de nuestro discernimiento para saber de dónde nos viene tal o cual idea.
Pero tú, hermana, eres una hija fiel, buena cristiana... con defectos como todos, pero con la esperanza de la perfección cuando estemos con El.
Solamente allí , Teresa querida, habremos logrado la perfección deseada.

El te dice:
Levántate y sé valiente, porque ha llegado hasta ti Mi Luz.
No temas ni desmayes, porque YO estoy contigo, todos los días.
Aún cuando te sientes sola. Aún cuando te sientas abandonada por todos.... YO estoy allí, en tu interior. Porque legué para no irme más. Porque te Amo Hija Mía!
Los tiempos del pasado, ya pasaron! Solamente debes recordar la enseñanza.
El presente de lucha, es solamente eso, una prueba que he permitido para tu fortaleza y para que sepas que al sostenerte YO, tú todo lo puedes en mi.
YO soy tu fortaleza! No dudes que saldrás victoriosa siempre!
Y no olvides nunca que el futuro soy YO....

Con todo el amor que te tengo y acompañándote en tu lucha.... con todo mi cariño...
Un te quiero y un abrazo....
Tu hermana en Cristo
Eloísa Isabel

No hay comentarios:

Mapa nuevo