lunes, 21 de marzo de 2011

Una casona en venta!




A sólo unos metros de mi casa.


A penas cruzando la calle.


En una esquina.


Se encuentra la casa antigua.




Estilo romántico, de dos plantas, con muchos rosales.

En el porch y en el hall de entrada el piso está "pintado o bordado" por venecitas más antiguas que la propia casa.




Entré hace unos días, y miré ese piso y me dolió el alma, lleno de vacíos por golpes.... las venecitas saltadas.


Me agaché y levanté dos... "es para tener un recuerdo de tu casa" le dije a la dueña.


Y ella me contó: "Este era un piso del antiguo congreso de la nación!"




Miré la escalera de exquisita madera que llevaba a la planta alta, y pensé las veces que en la edad de "merecer" esta señora o su hermana habían bajado más que corriendo para salir con sus novios o amigas.




Algo le dije a mi vecina y ella sonrió muy triste.


- "Por esa misma escalera caí y me rompí la cadera y nadie escuchaba mis gritos de auxilio"...-me miró muy seria con ojos opacos y agregó con voz ronca..."Vos avivate... andá vaciando tu casa con tiempo, pensá que es más grande que ésta y me imagino todo lo que habrás juntado"...




Le sonreí y le di un abrazo... prometí volver para comprarle algún mueble.... pero me fui como sabiendo que nunca volvería a esa esquina ...




Hoy le pedí a mi hijo que vaya y saque imágenes de la casa antes de que la derriben.


¡Otra más abajo y perdida!


Otra más en su lugar, de esas cuadradas y grises, sin gracia ni arte arquitectónico alguno.


Esas baratas para vender pronto!


Entré en mi casona antigua y la recorrí sintiendo cuánto la amaba. "La Casa" estoy segura que agradeció lo que de mi brotaba y luego de subir los peldaños... una ducha... y a dormir serena y segura.

Es que nadie sabe cómo me siento dentro de sus paredes, acunada por sus "sonidos nocturnos" ...

segura, acompañada, en paz, amada....


Todo eso siento cuando estoy en mi casa.


Que Dios me ayude a mantenerla hasta que ya no esté en ella. Y en ese entonces estaré con Ricardo y no necesitaré más estar en "La Casa" .


¡Mi eterna gratitud a Dios!

¡Mi eterno amor a Ricardo!


No hay comentarios:

Mapa nuevo