lunes, 17 de noviembre de 2008

NEGRITUD

Ritmo, danza, alegría y risas más allá de sus penas...


Así se seguía tratando la negritud en los distintos puntos del mundo...


Al respecto, César Vallejo escribió, después de haber visto en París una compañía de danzas africanas:
«Nunca había presenciado semejante música, tales instrumentos monstruosos, cuales refriegas anatómicas del baile salvaje, en que los siete frenos católicos de nuestra civilización no bastan a amordazar la angustia misteriosa del animal que se pone de espaldas con el hombre. Danza de la selva, ante cuya crudez (sic) casi meramente zoológica no hay crítica posible.....

No entendió lo que la negritud ya era.

No entendió la comunicación del negro. Lo escandalizó?

...

No hay comentarios:

Mapa nuevo