jueves, 7 de enero de 2010

Antes de irse dejaron un gran regalo!


Como presumía!
En lo oculto ellos repartían no solamente juguetes sino, que al igual que años anteriores, repartieron milagros!!!
El milagro de Zahira fue recibido en el Hospital Gutierrez, en la Capital Federal, Buenos Aires, Argentina.
Y digo: Aleluya Señor! Gracias Dios!
Segura del que comenzó la obra la va a concluir hasta los más mínimos detalles.


Me equivoqué!

Los Reyes pasaron!!!!

Y trabajaron durísimo!!!

Portaban en sus alforjas una nueva vida para Zahira.

Me alegré tanto!


Comparto con ustedes el recorte del diario Clarín de donde saqué el informe.

....


Zahira salió del hospital y dijo que está "bien" y "con ganas de jugar"

La nena de 6 años estuvo 38 días internada luego de que un árbol la aplastara mientras jugaba en una plaza de Almagro. La rehabilitación demandará unos dos años. Sus padres advirtieron que buscarán a los responsables.

La plaza reabrió ya sin el jacarandá de la tragedia

El padre de Zahira vivía hace 38 días el peor día de su vida: frente a sus ojos, un árbol aplastaba a su hija de seis años mientras jugaba en una plaza de Almagro.


Cuando todos los partes médicos hablaban de la gravedad del estado de la chiquita, Adrián Morales, quebrado por la preocupación, pero con la confianza intacta prometía que en un tiempo lo iban a ver bajando las escaleras con Zahira, Agustín (su otro hijo) y su mujer. Y así fue.


Esta mañana, los cuatro, de la mano, cruzaron la puerta del Hospital de Niños Ricardo Gutiérrez.


Con un vestidito blanco y un gorro encima de las vendas que cubren su cabeza Zahira se encontró con los periodistas que hacían guardia en la puerta esperando su salida.

"Bien", a secas, respondió cuando le preguntaron cómo se sentía. Sus planes afuera del hospital incluyen "ir a pasear, jugar a cualquier cosa divertida y abrazar a Agustín", su pequeño hermanito al que no veía desde hace un mes y al que le susurró un "te amo" apenas lo vio. "Yo también te amo", le dijo él.


Con los ojos bañados en lágrimas, Adrián vivió el desahogo de más de un mes de dolor y preocupación. "Lloro de alegría", afirmó, poco después de que la nena lo estrechara en un abrazo, lo mirara a los ojos y le acariciara dulcemente la nariz.


Su mujer, que se peló para acompañar a su hija, explicó que Zahira está bien, pero que "todavía no regula la temperatura corporal, a veces se pone hipotérmica" y que está tomando medicación "muy fuerte" para evitar las convulsiones.

La rehabilitación, dijo, demandará unos dos años. "Ahora que mi hija está bien, voy a apuntar a los responsables" del accidente que puso en peligro la vida de Zahira. Y precisó que no se conformará con que "caigan los perejiles".

En la misma línea, Adrián había dicho más temprano que no le bastará con "una renuncia". También aclaró que "ahora va a ser diferente todo" para ellos, ya que la nena "tiene que seguir con medicación, hacer rehabilitación, y nosotros tenemos que evitar que se caiga, que se golpee" por las posibles consecuencias en su cabeza. La familia se alojará durante un tiempo en un hotel, ya que "donde yo alquilo no la puedo tener, por las complicaciones que tiene mi hija, ya que tiene baño compartido", explicó Morales...
Ciudad
Zahira Morales

Hasta el año que viene queridos y esperados Reyes Magos, y perdón por haber pensado que alguien los había hecho desaparecer o que les negaron el libre tránsito...
Perdón queridos míos por haber pensado que ustedes este año no habían cumplido con su sagrada tarea!

No hay comentarios:

Mapa nuevo