martes, 5 de enero de 2010

Cómo y en dónde le conocí a Sandro!


Hace muchos años...
Yo tendría unos 24 años y el unos 21... más o menos
Yo... trabajaba en la discográfica CBS Columbia.
El ... grababa en la misma.
Cuando llegaban las fiestas de Navidad y Fin de Año, la grabadora realizaba una fiesta en la cual nos encontrábamos todos, empleados y artistas.
Eran emocionantes para nosotras que, jóvenes y soñadoras, nos pasábamos todos los días y a toda hora escuchando mientras trabajábamos (y fuera de esos horarios también) los temas de esos grandes artistas que estaban contratados por la firma.
Así llegó una de esas fiestas....
Recuerdo que en la puerta me encontré con Leo Dan.
Me sorprendió que me recibiera con un:
-"Hola Chabela!"....
Me sorprendió porque yo nunca había visto a Leo en persona y porque ese apodo solamente lo usaban en casa, los muy íntimos o los amigos de mi infancia.
Le pregunté :
- "De dónde sabés mi nombre?"
Y el contestó:
-"No sé, sentí llamarte así!"....
Y eso fue todo, miradas, sonrisas de simpatía y nada más.
....
Estaban por allí muchos grandes:
Mister Trombón, El Chango Nieto, Horacio Molina...
.
Entre todos los que allí había me dediqué a ubicar al el que mis compañeras llamaban "tu padrino" por la gran admiración y fanatismo que demostraba por él: Jorge Cafrune!
.
Digo que ocupada en encontrar entre tantas personalidades del canto a mi "padrino", me topé con un joven morocho, delgado, de pelo un tanto largo, con labios muy gruesos para mi gusto y lo que "se estilaba en esa época", dueño de unos ojos brillosos y de mirada penetrante.
Este joven era Sandro...
El ya tenía fama y a mi me sonó a un chico un tanto raro.
Porqué lo etiqueté de "raro"?
Pues porque habiendo tantísimas chicas jóvenes y bonitas... el estaba bailando con una "señora, de cierta edad, gordita y anticuada". Je je je.... ya demostraba su gusto desde ese tiempo.
.
Me acerqué a una mesa y luego se acercó él a tomar algo... nos miramos y me sonrió con gran simpatía pero guardando distancia.
A poco que tomamos cada uno su copa, nos enfrentamos ...y luego de un silencio incómodo lo único que atiné a decir fue un comentario, un comentario tan absurdo que hasta en este momento me da vergüenza repetirlo....
*
-"Hola! Dime".... dije para comenzar una conversación....
- "Si...?? "....Respondió él sin mirarme, con sus ojos siguiendo en pos de alguien que estaba en la pista de baile.
Su voz era muy agradable, pero tenía un tono un tanto despectivo....
-"¿Porqué usas dos relojes y encima una pulsera de cadena? Cómo te puede gustar eso? Todo encimado en la misma muñeca?".... le dije mientras que con mi mano hacía un gesto como marcando lo que me llamaba la atención.
(Niña boba!.... pienso ahora....)
Me miró y respondió lo que correspondía .
Con mucha frescura y naturalidad me miró de soslayo y respondió:
-"Porque se me antoja"!..... y se fue.
*
En ese preciso momento fue el punto de partida en la que yo me la pasé haciendo fuerza para que no me gustaran ni sus canciones ni su presencia.
Nunca salí al Salón cuando podía verle....
Al contrario de lo que normalmente hacía.
Pues muchas veces me hacía la encontradiza algunos de los tantos que se acercaban por allí en la hora de atención al público.
Pero el tiempo fue alejando junto con mi juventud, mi decisión de que"no me gustara" el tal Sandro.
Por ello tal vez no me transformé en fanática pero me fue entrando la Sandromanía a medida que los años se me iban sumando.
*
Es verídico, porque quién podría inventar algo tan desastroso para compartir con ustedes?
Un error de juventud! En fin perdí la oportunidad de tener una buenísima velada junto al que ya se postulaba como un Grande!
Y al que en el día de ayer recibió la invitación para salir de gira con La Negra, el Polaco, Darienzo, Troilo y tantos que le estaban esperando, tal vez para hacer un gran recital para la Noche de Reyes.
Fin!

No hay comentarios:

Mapa nuevo