martes, 21 de octubre de 2008

ANDREA... ya no pudo!


Recuerdo...
Cuando ya muy grande...
Cuando sus fuerzas no eran tales...
Cuando vivía por puro coraje.

Recuerdo ese día cuando ...
Una sorpresa!!!
Llegaron visitas para Andrea
Con muy buenas intenciones
pero nunca imaginaron cuánto dolor aún quedaba,
aunque ya anciana,en el corazón de ella...

Vino a visitarla la hermana que logró casarse
con el que se salvó, porque murió su novio.

El saludo fue entre labios duros...
Su boca no pudo siquiera simular sonrisa.
Su hija la ubicó en un sillón del living
junto al ventanal... Ya había sobrepasado los 85 años
pero su corazón sangraba como cuando tenía 20 años.

Ella, Andrea, se sentó . Si!...
pero de espaldas...
No pudo soportar el contemplarla...
No porque su hermana fuese culpable...
Simplemente porque al mirarla, recordaba a quien amó tanto
y que aún seguía amando...

Porque yo? se preguntaba...
En sus ojos casi sin luz... pero inquietos...
su hija notó cuánto mal le estaban haciendo...
Trató de que la visita sea breve y contuvo
a su madre todo lo que pudo...
Y la ayudó a acariciar su corazón herido desde la juventud,
antes de que, ya tardecito, se fuese a "la cama".

Si ! yo creo que hay amores que ni la muerte puede separar!!!
Yo soy testigo!
Yo lo he vivido!

.-.

No hay comentarios:

Mapa nuevo