viernes, 17 de octubre de 2008

MARIA y el TANGO

Ya hace unos años...
En su Colombia natal...
María se movía inquieta y soñadora...
Nadie podía atisbar dentro de ella toda la sed de amores que tenía...
Nadie supo jamás en qué pensaba cuando se calzaba sus jeans y sus botas,... en qué pensaba...
Nadie supo con qué soñaba su cabeza joven... por dónde podía salir a brillar sus ideas en las alturas, tal como Salvador Gaviota...
Pero a ella, María Tango, le dieron tantas premisas falsas y desalentadoras que se las creyó, allí lo malo.
María Tango, soñaba con lugares distantes... con malevos,.. con tango, con su poesía y su baile.
María tango... cuando tomaba su mochila y corría por la avenida Carlos Gardel... sabía que se toparía en una esquina con EL TANGO. Y con paso inquieto, con ritmo juvenil y decidido paraba precisamente en la esquina de la parada del Bus... en la cantina . Y extendiendo la moneda que traía apretada entre sus dedos ; moneda que venía todos los días con el mismo destino... buscar un tango, una letra , una música,..la dejaba caer en la mano del muchacho que atacaría en el piano su obra preferida:

MARION

En la evocación vuelve a soñar mi corazón

Y el sueño eres tú Marión

Enamorada de mi juventud, que no se olvida.

Amor que llena de luz toda mi vida.

Sueños de ayer con su tristeza de canción

Siempre Marión.

Recuero la angustia del adiós

y el cielo llora por los dos.

Marión, amor lejano que dejé queriendo

que sepas corazón que jamás te olvidaré...

- Tendría 23 años cuando María Tango lo escuchaba con el alma y alzaba su cara siempre lavada, como queriendo que el mundo le conozca tal cual ella era, sin artificios, sin sombras ni líneas de colores sin que sus labios tuviese más o menos color que los que ostentaba naturalmente.

Ella que se crió en un edificio lleno de Argentinos, paraguayos y peruanos futbolistas, sabía soñar con algo diferente. Allí en ese barrio cuya calle principal llevaba el nombre del Zorzal Criollo "Carlos Gardel"... allí soñaba la joven con estar en Buenos Aires. Conocer la Argentina.

Ella, María Tango, que si el bus en el que viajaba a la salida del trabajo a eso de las l6horas tardaba un poco, podía escuchar completa la canción, su canción ... y seguirla escuchando mientras subía lentamente....

Y si en el viaje, como comunmente ocurría, se escuchaban tangos... ella se quedaba dando vueltas y más vueltas en el mismo , escuchando y soñando...

Soñando con ese "Buenos Aires querido" que después de muchos años le está esperando con sus brazos abiertos... pues la vida le a dado una amiga porteña que supo tomarle cariño y le ha brindado su casa , "para cuando gustes"....

Mi linda María Tango. La vida tiene esas cosas... ehh?

A veces se aparejan los deseos con la realidad y hay que aprovecharlos.

Ven a pasear por las calles porteñas y mientras.. llevar tus canciones preferidas sonando en tus oídos y en tu corazón.

Te esperamos!!!

.-.

No hay comentarios:

Mapa nuevo