martes, 14 de octubre de 2008

TRISTE AMANECER


QUERIDO FIDEL!!!



HOY DESAYUNÉ CON LLANTO!!!



PORQUE VERTE QUERER SEGUIRME COMO TODAS LAS MAÑANA Y QUE NO PUEDAS... ME DIO LA PAUTA DE TODO EL TIEMPO QUE HAS SIDO MI AMIGO!!!



Llegó a mi vida cuando ni sabía cómo era la raza que mencionaron.



Pero algo raro pasaba en mi vida desde hacía un tiempo.



Cuando, mientras hablaba por telefóno o conversaba con algún amigo... garabateaba papeles,y entre palotes y círculos claramente, surgía la cabeza de un perro...



Comenzaba por el fresón de una nariz muy grande, simpática, llamativa.



Luego proseguía agregándole un bigote y una larga barba. Después unos ojos vivarachos, redondos, atentos y al final un flequillo entre dos orejas peludas que caían dulcemente a los costados de esa hermosa cabeza de cachorro que me miraba desde la hoja de los garabatos.






A poco, le dije a mi madre que necesitaba un cachorro, que sentía mis brazos vacíos... porque se había ido de la casa mi nietita del corazón,en un viaje de unos meses y no aguantaba ese estado de soledad en mi vida.






Entonces indagando, vino una señora y me dijo:venden el último cachorro que tuvo la perrita que tiene mi amiga...






Qué raza es?



Schnawser.... o algo así...



Voy a verlo...



Envié a mi hijo Pablo para que vea de qué se trataba.



Cuando regresó me dijo : yo no se si te va a gustar.. tiene mucho pelo!!!






Fui a su encuentro y se trataba del cachorro que dibujaba en mis momentos de hacer garabatos...






Se llama Toro... me dijeron ... lo abracé y no lo solté más.






Cuando subimos al automóvil, lo miré y le dije: Tenés barba, vas a vivir en la Calle Cuba... entonces te bautizo Fidel y siempre llevarás collar rojo. Y así fue.



Y enseguida demostró que respondía contento a su nuevo nombre...



Así llegó a La Casa. Y la llenó de alegría y a los que la habitábamos.






Siempre supo qué era lo correcto.



Jamás ensució dentro de la casa.



Jamás rompió cosa alguna.



Siempre cuidándome,atravesado en el camino que llevaba al lugar en donde yo me encontraba sentada o durmiendo.



Nunca subió a las camas.



Pero Si! él podía subir a los sillones ! Cosa que le encantaba! Y a partir de allí vivieron siempre , todos los sillones de la casa, enfundados... y en vez de retarlo, cambiábamos seguido las mismas y todos felices!






Ahora después de 14 años de gozar , de su compañía, de sus cuidados... me doy cuenta que muy rápido hemos envejecido juntos.



Años en los que incansablemente subía y bajaba las escaleras, custodiando mi andar por la casa..,entonces ahora soy yo la que debo sujetarme a su limitación...



Ayer al despertar no pudo bajar por la escalera que accede a los dormitorios y lloraba. tanto de dolor como de impotencia por no poder custodiarme...


Lloré también y mucho!






Es doloroso que vivan menos que los humanos, menos que el que los cuida y los quiere .






Dicen que Dios lo dispuso así porque se aseguraba que van a estar esperándonos al final del camino .






Por eso:



Porque le amo con todo mi corazón.



Porque fue un gran compañero durante esos años.



Porque fue el que con su lengua caliente secó más de una vez las lágrimas de mi rostro...



El que siempre atento a mi forma de andar... venía a dar consuelo, a jugar o a invitarme a pasear por esas callecitas de BA...



Por ello fui yo la que ayer abandoné mi dormitorio y pasé a dormir en el estudio de la planta baja, con su cama al lado de la mía, con mi mano en su lomo, porque ve poco y ya no oye y al cambiarlo de lugar se siente un poco extraviado.



Pero así pasamos la noche y hoy por la mañana el pudo custodiar mi andar natutino sin el dolor y la frustración del día anterior...la dolorosa situación de no poder bajar los escalones...






Vamos mi viejo y amado Fidel!



Un tramo más pero sin sufrimientos.



La vida nos va cobrando.



Cuanto más vivimos mayor el costo...pero vale la pena compartirla contigo!



Se que tu piensas lo mismo...



Amado amigo!



Incondicional compañero!



Bravío defensor!



Te quiero tanto!!!



Yo te prometo que no te dejaré sufrir ni te voy a abandonar nunca!



Por lo pronto he conseguido nuevas medicinas y te aliviarás muchísimo...






Seguiremos juntos hasta que Dios lo tenga permitido.



Si Señor!



Fidel querido!



.















No hay comentarios:

Mapa nuevo