jueves, 11 de diciembre de 2008

MARIU!!! y Los Duendes (1)


Mariú!!!
Mariú !!!
Llamaba su madre y no había respuesta.
Es que Mariú estaba en su mundo.
Su mundo de niña. Pensando cosas bellas.

Mariú! Mariú!

Solamente el silencio por respuesta.... es que:

Mariú era muy feliz ese día, tirada en la hierba.


Estaba tirada literalmente sobre el campo, como si fuese su propia cama.


El campo era el que rodeaba su casa y que se extendía hasta las montañas cubiertas de pinos...




Mariú era una niña de razgos simpáticos:


¿Nariz? insolente!


¿Ojos? bailarines, de esos que no se pierden detalle alguno .


¿Su cabello? indomable, como su personalidad!


¿Su boca? Cuando se emocionaba,sus labios se transformaban en dos lazos carmesí que hacían vuelos al ritmo de sus palabras o sus sonrisas.


¿Sus manos? siempres activas!
Cuando no estaban juntando piedritas de colores, estaban cortando flores o dibujando en papelitos de colores.
Otras veces se transformaban en manos de experto pianista que tecleaban en el aire al compás de cualquier canturreo que acompañaba con el movimiento de sus pies.
Así estaba, cuando entre canto y canto, manteniendo el ritmo con sus piernas cruzada y moviendo el pie que le quedaba en el aire, con su cabeza descansando sobre sus manos cruzadas en la nuca.... contemplaba el cielo...

Y que vió? Pues una nube rosa que viajaba sola por el cielo azul...

Con forma de : oso?... no, no! ahora es de trébol!? ... no! no! ahora de rosa???... no! no!... ahora es de mano!?? ... Pero nooo ahora es de enano!! jajaja....


Se reía con la gracia del juego y tanto se reía que sus ojos se llenaron de lágrimas de la tentación.
Y sus dientes, como perlas, quedaron al descubierto y hasta el fondo de su garganta se podría ver con sólo reclinarse un poquitín.

-"Ja Ja Ja ! Ya no puedo más!" - decía entre su llanto de risa que no podía contener... y doblándose quedó como una naranja, redondita bien redonda! y rodó por el campo lleno de flores...

Quedó boca abajo, tratando de alcanzar nuevamente el ritmo tranquilo de su respiración. Las lágrimas corrian por su rostro... Cruzaban sus enrojecidas mejillas tersas como el satén, y una vez que llegaban a su mentón caían a tierra.
Fué en ese preciso instante en que...

- "Psit! Psit"...!!!

Mariú quedó quieta! Dejó de jadear! Acercó más su rostro a la hierba con su nariz casi tocando un hongo grande , gordo y colorido que tenía justo, justo, debajo de su mentón y era el lugar en donde habían caído sus lágrimas....
Qué fue lo que vio?.... Uy!!! Qué misterio!!!
Espiemos a ver que hay.....
¡Algo como un grillo!...
Pero no. No era un grillo.
Parece que chilla?!?

Pero no... Habla!!!

.....








No hay comentarios:

Mapa nuevo